Venezuela: Militares se rebelan contra Maduro en Caracas y el pueblo sale a apoyarlos

Vecinos de la barriada caraqueña de Cotiza salieron a las calles hoy a manifestarse a favor del grupo de militares que se rebeló contra el régimen de Maduro en un comando ubicado en esa localidad.

La noticia del alzamiento se dio a conocer primero a través de las redes sociales donde circularon videos que mostraban a militares haciendo llamamientos a no reconocer a Nicolás Maduro, e invitaban a los ciudadanos a respaldar estas acciones.

Efe constató que los lugareños golpearon cacerolas desde el interior de sus casas, una forma popular de hacer reclamos al Gobierno, en tanto que decenas salieron a las calles a respaldar a los insurrectos.

En el lugar se encuentran agentes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

Efectivos de estos cuerpos lanzaron bombas lacrimógenas contra los vecinos que armaron una barricada y decidieron cubrir sus rostros con capuchas o lanzar piedras a las fuerzas del orden.

Los manifestantes aseguraron a Efe que desde la madrugada escucharon un “tiroteo” en la zona que estuvo seguido por la llegada de decenas de agentes que acordonaron los accesos hacia el comando donde estaban los insurrectos.

“Estuvimos aquí protestando tranquilamente y nos lanzaron tres bombas lacrimógenas”, dijo a Efe una de las manifestantes que no quiso identificarse igual que otro vecino que, aseguró, manifestaba para apoyar a los militares “que están en contra del Gobierno”.

Manifestantes y vecinos que se manifiestan contra régimen de Maduro y en apoyo de militares que se declararon opuestos al régimen corren luego de que policía lanzara gas lacrimógeno en los alrededores de un puesto de mando de la Guardia Nacional en Cotiza, en el norte de Caracas, el 21 de enero de 2019. (Foto de YURI CORTEZ/AFP/Getty Images)

Desde horas de la madruga un grupo de soldados de la Guardia Nacional venezolana, ubicada en la guarnición de San José de Cotiza, en Caracas, aseguraron haberse alzado contra el régimen de Nicolás Maduro, y lanzaron un llamado al pueblo venezolano para salir a la calle.

En uno de los videos, un hombre vestido de verde que se identifica como el sargento de tercera Luis Bandres Figueroa dijo que él y un grupo de soldados no especificado están en contra del “régimen el cual desconocemos completamente (…), necesito el apoyo de ustedes, salgan a las calles, aquí estamos nosotros”.

“Pueblo de Venezuela aquí estamos nosotros encerrados en el escuadrón montado San José de Cotiza, soy el sargento de tercera José Gregorio Bandres Figueroa, aquí estoy con mis guerreros guardias nacionales que no van a decaer. Les pido por favor, a aquellos guerreros también de la calle que salgan, salgan salgan a protestar, a manifestar, salgan a que se le respeten sus derechos. Aquí estamos por ustedes, pueblo de Venezuela”, dijo el soldado que se identificó con ese nombre en uno de los videos.

En diálogo con LA FM, el sargento Luis Bandres, integrante de la Guardia Nacional Bolivariana y protagonista del video, aseguró que su llamado a levantarse contra el régimen lo respaldan 120 guardias y “compañeros de afuera”, toda vez que está dentro de un destacamento militar.

“En estos momentos nos vamos a entregar ante el mismo comandante de la Guardia Nacional. Necesitamos el apoyo, el clamor del pueblo. Nos estamos entregando, no importa, no tengo que ver con la política, soy ciudadano venezolano, tengo familia”, dijo el uniformado, quien aseguró que se entrega junto a 20 militares venezolanos.

Según dijo, se entrega porque no quiere un derrame de sangre, pero sí dejar claro que no tolera más al régimen de Nicolás Maduro. “Me están llevando detenido“, dijo el uniformado, quien confió en que la caída del régimen en su país esté próxima. “Hemos tomado la decisión de dejarle claro al pueblo de Venezuela que cuentan con nosotros, somos para ustedes”.

Un manifestante en contra del régimen de Maduro y en apoyo de militares que se declararon opuestos al régimen sostiene una pancarta que dice: “Artículo 350″. Abajo la dictadura” en los alrededores de un puesto de mando de la Guardia Nacional en Cotiza, en el norte de Caracas, el 21 de enero de 2019

Poco después del alzamiento, el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, lanzó varios trinos, pidiéndole a la Fuerza Armada Nacional (FAN) no dividirse sino actuar unida como “un solo hombre del lado del pueblo, la Constitución y en contra de la usurpación”.

Añadió que “lo que sucede en el comando de la GN en Cotiza es una muestra del sentimiento generalizado que impera dentro de la FAN”.

“Nuestros militares saben que la cadena de mando está rota por la usurpación del cargo presidencial”, escribió en Twitter.

También se comprometió a “brindar todas las garantías necesarias a los miembros de la FAN que contribuyan activamente con la restitución de la Constitución”.

El Parlamento venezolano, único órgano en Venezuela elegido democráticamente, y la comunidad internacional no reconocen la legitimidad de Maduro que juró este mes su segundo mandato que lo mantendrá en el poder hasta el año 2025.

El líder chavista obtuvo la reelección en mayo pasado, en unos comicios señalados de fraudulentos y en los que no participó el grueso de la oposición entre otras razones porque sus principales dirigentes fueron inhabilitados políticamente.

Ante ello, el Legislativo ha llamado a la FANB a no reconocer el mandato de Maduro.

Luego de la detención de los militares, el gobierno por medio de un comunicado de la FANB confirmaron que los insurrectos son militares de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) y les acusó de haber robado un lote de armas de guerra en horas de la madrugada, así como de haber secuestrado a cuatro agentes más.

Fuente: La Gran Epoca