Uno de los principales jefes militares de Hizbulá abatido en Siria

INTERNACIONAL

OTAN_SiriaFawzi Ayub se había ganado una notable aureola como «superviviente». Salió vivo de la atroz guerra civil libanesa, pese a que luchó a las órdenes del mítico Imad Mugniye, el principal estratega militar de Hizbulá, asesinado en Damasco en 2008.

Consiguió eludir los siete años de prisión a los que fue condenado en Rumanía tras sólo 10 meses de encarcelamiento. Volvió a sortear toda una vida bajo detención en Israel cuando fue liberado por Tel Aviv en un intercambio de prisioneros en 2004.

Pero la suerte del conocido militante de Hizbulá, que figuraba en la lista de personajes más buscados por el FBI estadounidense desde 2009, podría haberse agotado este domingo en Siria.

Medios libaneses y residentes de su villa natal citados por Afp afirmaron que el activista fue abatido junto a un grupo de combatientes del partido que lidera Hasan Nasrala en la ciudad de Alepo.

Habitantes de Ain Qana, la aldea libanesa donde nació Ayub, explicaron a Afp que el combatiente chií fue enterrado este lunes. «Vino mucha gente a dar la condolencia a la familia», precisó uno de los vecinos de este pueblo sito al sur del Líbano.

Otro confirmó que Ayub era el principal jefe militar del contingente de Hizbulá que pelea en Alepo, una urbe sometida desde hace jornadas a una virulenta ofensiva por parte del régimen de Bashar Asad y sus aliados, entre ellos la formación libanesa.

Ayub fue arrestado en Rumanía en la década de los 80 por intentar secuestrar un avión iraquí. Tras escapar de ese país se asentó en Canadá, cuya nacionalidad obtuvo, antes de regresar en 2000 al Líbano.

Desde allí viajó a Israel utilizando un pasaporte falso norteamericano. Arrestado ese mismo año por las fuerzas de seguridad israelíes, Ayub fue acusado de haber intentado organizar un atentado en Hebrón.

Conflicto sirio

La muerte de los militantes de Hizbulá en Alepo confirmaría la significativa expansión del papel militar que está jugando la facción libanesa en el conflicto sirio.

Hasta ahora Hizbulá había asistido a las tropas de Bashar Asad en provincias cercanas al territorio libanés como Homs o Damasco, pero desde hace semanas los opositores sirios han informado de que los paramilitares chiíes están luchando en áreas tan alejadas de ese escenario como la citada Alepo o Daraa, en el sur del país.

La internacionalización de la guerra civil siria es un hecho desde hace ya dos años y podría agravarse aún más ante el giro político que se dispone a adoptar Washington, según el diario ‘The Wall Street Journal’.

El influyente matutino, citando a portavoces norteamericanos, indicó que el presidente Barak Obama se dispone a autorizar oficialmente el entrenamiento de grupos rebeldes moderados sirios bajo los auspicios de la CIA.

Las mismas fuentes indicaron que el propio Obama anunciará este miércoles este cambio de posición respecto al conflicto sirio en un discurso que dará en la Academia Militar de West Point.

Según un documental difundido hoy en la emisora PBS, varios grupos de opositores sirios han comenzado ya a ser entrenados en Qatar bajo los auspicios norteamericanos.

Durante los últimos meses, al menos cinco unidades rebeldes han difundido vídeos donde sus miembros utilizan sofisticados misiles ‘TOW’ anti-tanque estadounidenses contra posiciones del régimen sirio.

El jefe del estado mayor iraní, el general Hassan Firouzabadi, se refirió al nuevo plan norteamericano y aseguró que está destinado al fracaso.

«EEUU está construyendo una casa en Siria sobre los lomos del viento», aañadió en tono poético.

Firouzabadi opinó que Washington nunca conseguirá unificar los esfuerzos de los diversos grupos rebeldes. «Tienen tantas diferencias que cada vez que se ponen en contacto terminan matándose entre ellos», señaló.

Teherán se ha convertido en el apoyo más significativo de Bashar Asad, a quien sostiene con armas, asesores y milicias afines como Hizbulá.

Fuente : Elmundo