Unas maniobras militares provocaron el incendio del Retín, según un informe de la Junta

retin-600El informe de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha determinado que el incendio que en junio arrasó 400 hectáreas en la Sierra del Retín, en Barbate (Cádiz), tuvo un “origen accidental” debido a “prácticas de tiro con munición inerte”.

En el texto, el BIIF, unidad que depende de la Consejería de Medio Ambiente, recoge que el área de inicio del incendio, ocurrido a mediados del mes pasado, fue el “campo de tiro” en concreto, “dentro de la zona de caída de proyectiles”, según han confirmado a Efe fuentes de la Delegación de Medio Ambiente en la provincia de Cádiz.

Asimismo, dentro del estudio se pone de manifiesto que “no se localizan evidencias que puedan determinar el medio de ignición empleado debido a que no se puede acceder a la zona”, según informan fuentes próximas a la investigación.

Los técnicos autonómicos concluyen que, a pesar de la ausencia de presencia humana en la zona se considera que el impacto de munición, incluso inerte, disparada durante los ejercicios del día anterior o incluso durante esa mañana pudieron impactar en alguna roca de la zona y así provocar la emisión de partículas incandescentes.

Dichas partículas pudieron prender el pasto circundante, en el que se pudo mantener la combustión en estado latente hasta que se dieran las condiciones climatológicas que facilitaron la propagación.

De hecho el día del inicio del suceso, debido al intenso viento y calor, el riesgo del incendio fue catalogado de alto.

El BIIF ha extraído dichas conclusiones de “testimonios de testigos”, del análisis de “la holografía del terreno de la parte a la que se puede acceder”, y del estudio de la evolución del fuego desde el día en que se originó, el 13 de junio, hasta el que fue extinguido, el 16.

El texto contradice las explicaciones que tanto la Armada como el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torres dieron sobre el suceso en las que negaron que el incendio pudiera deberse a maniobras militares.

Defensa aseguró entonces que las causas del incendio eran “desconocidas” y descartaba que el origen pudieran ser “actividades de adiestramiento desarrolladas en el campo de maniobras, ya que desde el pasado 1 de junio no se realizan ejercicios de tiro con munición real o inerte en dicha zona”.

Estos ejercicios, agregaron en un comunicado, están prohibidos en verano o con temperaturas elevadas y viento de levante.

Sin embargo, fuentes municipales y autonómicas señalaron que hechos similares venían sucediéndose en la zona año tras año y reclamaron la eliminación de un “campo de tiro anacrónico” que genera “continuos perjuicios” y está “hipotecando la economía de Barbate y de la Janda”.

Así mismo, la plataforma ‘Recuperemos el Retín’, en la que se integran partidos políticos, ecologistas, vecinos y comerciantes, reunía este domingo en el municipio a cientos de personas para reclamar el abandono militar de la zona.

Fuente : eldiario