Reuniones de generales: los militares “nos la jugamos” en las elecciones si pierde el PP»

Inquietud entre los altos mandos de las Fuerzas Armadas. Cuando comenzaban a vislumbrar el fin de los recortes y la vuelta a la operatividad de sus unidades, el panorama político puede dar un giro de ciento ochenta grados. Piensan que, si el PP no continúa en La Moncloa, volverán a sufrir escasez de combustible, de repuestos…
Los mandos militares –afirman– cumplen y respetan su deber “sagrado” de absoluta neutralidad política, y en ningún caso piensan “interferir lo más mínimo” en decisiones tomadas por la ciudadanía. Sin embargo, aseguran a ECD algunos oficiales, no están “ni ciegos ni sordos”: son más que conscientes de los vientos de cambio político que soplan en España.

Un escenario hostil
La inquietud que existe entre altos mandos militares, que incluso han mantenido reuniones “absolutamente extraoficiales, privadas y personales” en las últimas semanas, se debe a la posibilidad de que tras las próximas elecciones generales lleguen al poder fuerzas políticas que apuestan por más recortes en materia de Defensa.

Según explican, con sus reflexiones “se trata de adelantar acontecimientos, conocer y manejar de antemano datos que te permitan dibujar un escenario hostil en el que pueden verse inmersas las Fuerzas Armadas. Lo que viene siendo inteligencia militar”.

Más recortes, menos operatividad
Desde que comenzó la crisis económica, que rápidamente se tradujo en recortes presupuestarios a las Fuerzas Armadas, los mandos militares han mostrado su preocupación por el hecho de que “una excesiva fijación política” en las cuentas de Defensa podría degenerar en una situación de inoperatividad para ciertas unidades. Lo que finalmente ocurrió.

Actualmente se ha recuperado buena parte de la operatividad perdida durante la fase más dura de los recortes. Resulta significativo, por ejemplo, la situación hoy en día de las unidades de caza del Ejército del Aire, cuyos pilotos están realizando horas de vuelo de entrenamiento al nivel de lo que cumplían antes de la crisis.

Pero ahora el temor actual –relatan– es que la situación dé un giro de 180 grados y vuelvan los tiempos de ‘sequía’ por la llegada al poder de una formación o grupo de ellas que retome las restricciones de presupuesto a combustibles, armamento, reposiciones o cualquier otra partida que disminuya la operatividad.

Podría afectar incluso a la culminación final de grandes adquisiciones que aún no están cerradas, como el futuro dron estratégico o el blindado 8×8, dos planes que, confían, queden concretados antes de las elecciones “por ser de vital importancia para el futuro de las Fuerzas Armadas”.

Sin el PP tocaría “sufrir”
Según explican las fuentes militares consultadas, lo que se ha comentado en esas reuniones de altos mandos del ejército apunta a que la salida del Gobierno del Partido Popular y la llegada de un nuevo partido o coalición supondría redefinir las estrategias para mantener en servicio a muchas unidades.

Nos la jugamos en las generales”, advierten. Por eso, tocaría priorizar de nuevo aquellas funciones más importantes para la defensa de España, optimizando gastos en las demás. En definitiva, “volver a sufrir”, concluyen.

Podemos y su auditoría a Defensa
Ese escenario –indican– es “bastante probable” con cualquiera de las variantes políticas que podrían llegar de nuevas a La Moncloa. Empezando por Podemos, formación que -como contó El Confidencial Digital- preocupa especialmente a los generales: temen que conviertan el ejército y la defensa en “baza política” para ganar el voto de la izquierda.

De hecho, tal y como avanzó este confidencial, Podemos tiene previsto llevar a cabo una gran auditoría en materia de Defensa, analizando todos los Programas Especiales de Armamento que han experimentado sobrecostes –A400M, helicóptero NH-90, submarino S-80…-

La alternativa de Pablo Iglesias también inquieta en la OTAN. Altos funcionarios de la Alianza han preguntado a compañeros españoles si de verdad puede prosperar esta opción política entre la sociedad española, a sabiendas de sus propuestas de sacar al país de la organización atlántica.

PSOE y Ciudadanos ‘huelen’ a más recortes
En cuanto al PSOE, en los cuarteles generales de los tres ejércitos no olvidan el “escalofrío” con que recibieron las declaraciones de Pedro Sánchez, secretario general de los socialistas, en las que afirmó que el ministerio de Defensa “sobra”.

Posteriormente matizó sus palabras, asegurando que se destinaba “demasiado” a esa cartera. Una “declaración de intenciones muy clara”, analizan los oficiales consultados por este confidencial.

En cuanto a Ciudadanos, la formación de Albert Rivera aún no ha dado a conocer ningún plan o intención concreta respecto a la defensa militar. Sin embargo, los militares intuyen que su postura será “más o menos similar a la del PSOE” en este aspecto.

Temen una “vuelta atrás”
El Confidencial Digital desvelaba en noviembre de 2012 que generales y almirantes, altos mandos de los tres ejércitos, habían mantenido reuniones para poner sobre la mesa la precaria situación en la que se encontraba no pocas unidades, algunas de ellas estratégicas, por culpa de los recortes.

Faltaba dinero para realizar maniobras, no había acceso a combustible, se habían reducido las horas de vuelo de cazas y aeronaves en general, escasez de repuestos, sólo se entrenaba en simuladores, los buques salían cada vez menos días a navegar, se ‘hibernaron’ carros de combate y piezas de artillería…

No eran los únicos a quienes preocupaban los recortes. En 2013, ECD tuvo acceso en exclusiva a un informe de la OTAN en el que la alianza constataba esa situación de “inoperatividad” parcial debido a los recortes. España corría el riesgo de quedarse con un “ejército virtual” y esa fue la advertencia que se cursó a Madrid desde Bruselas. La respuesta de Defensa fue abrir poco a poco el grifo y últimamente retomar maniobras y ejercicios con tiro real en los tres ejércitos.