Pedro Pitarch”Asintomáticos de la UME”

El viernes 25 de abril, el ministerio de defensa difundió una nota de prensa en la que se afirmaba que, en el conjunto de la UME, “se han detectado, en las pruebas practicadas, 106 casos positivos” (…) Estas cifras representan algo más de un 3% de casos positivos”. Y, solo dos horas más tarde, El País publicaba que “un muestreo aleatorio a 22 miembros del Batallón de Intervención de Emergencias I (BIEM I), con base en Torrejón de Ardoz (Madrid), había dado 20 positivos; es decir, una cuota del 90%”. Una disparidad brutal, si se extrapola ese 90% de infectados al conjunto de la UME.
Dejando a un lado que la Dirección de Comunicación Institucional de la Defensa se pusiera de perfil, al publicar la nota con el “membrete” de la UME ―lo que no es poco aparcar―, cualquiera puede preguntarse: ¿cuál de las dos valoraciones es más fiable? La respuesta es que, paradójicamente, que ambas cifras, siendo tan distintas, no son incompatibles. Porque son tasas de cálculos desiguales: el 3% de la nota de prensa se basa en las pruebas hechas exclusivamente a personal que tenía síntomas de infección, mientras que el 90% que menciona El País se basa en un “testeo” a personal asintomático.
Lo extraño es que, ante la enorme cifra de contagiados, revelada por el muestreo en el BIEM I, no se hayan repetido inmediatamente las pruebas a los 20 asintomáticos que dieron positivo, para confirmar o desechar los resultados. Reiteración que hasta el galeno más novato pediría, cuando los resultados de un mero análisis de orina fueran asombrosos. En la UME ha imperado un criterio extremadamente restrictivo en el “testeo” de los asintomáticos. Criterio inferido de la comunicación, a principios de abril, de la IGESAN (Instituto de Medicina Preventiva de la Defensa) “recomendando” a la UME realizar, en su caso, tests a personal sintomático”. Una “doctrina” que ignora a los asintomáticos y que el propio Fernando Simón, portavoz del ministerio de sanidad en el Comité Técnico del coronavirus, no se cansa de repetir como luctuosa versión del refrán tan español: “ojos que no ven, corazón que no siente”.
Imperante tal “doctrina”, uno se pregunta por qué entonces, el pasado domingo 19 de abril, se realizó tal muestreo (PCR) a asintomáticos en la UME. Investigado el asunto, las respuestas son variadas. Van desde un muestreo deliberado y excepcional a personas que, siendo asintomáticas, podrían estar contagiadas, hasta un muestreo hecho por equivocación: Afortunadamente, no somos máquinas y el factor humano también cuenta.
En todo caso, la posibilidad de un elevado porcentaje de infectados en la UME no ha sido abordada. Es una duda vital que es necesario despejar inmediatamente. No es de recibo negar la realización de pruebas a aquéllos militares que, desde el primer momento, junto a personal sanitario y FCSE, entre otros, han estado y permanecen en la primera línea de la lucha contra la pandemia, especialmente en labores de gran exposición y sensibilidad en asilos, residencias de ancianos o movimiento de cadáveres. Seamos humanos: la posibilidad de infectar tanto a los familiares respectivos, como a los que se pretende desinfectar, es espeluznante.
Cuando el ministro de sanidad habla de la urgencia de una macroencuesta epidemiológica a nivel nacional ―por cierto, ya muy retrasada tras la anulación de la operación Zendal por razones ideológicas―, o cuando se habla de la inminencia de 3000 tests para el gremio futbolístico, no es de recibo que se escatimen los pruebas para los más expuestos en acto de servicio. Por ello, un “testeo” general del personal de la UME resulta urgente. Y, a la vista de los resultados, si hubiera de ponerse en cuarentena a parte o la totalidad de la UME, así debería hacerse. Afortunadamente, parece que la pandemia empieza a controlarse y, sobre todo ―Dios aprieta, pero no ahoga―, durante la expansión de la plaga en España se han reducido drásticamente las catástrofes por inundaciones o incendios. Pero la “temporada” contraincendios está al caer…
Fuente: Blog

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: