Pedro Pitarch «Córdoba donde la logística resultará estratégica»

OPINION
Qué trifulca se ha levantado, en redes y medios, por la decisión de ubicar en Córdoba la futura Base Logística del Ejército de Tierra. Aunque el proyecto llevaba en estudio desde hace casi diez años, su desarrollo se consolidó en los últimos tres, tras el nombramiento del teniente general (TG) Ramón Pardo de Santayana (que recientemente pasó a la reserva), como jefe del Mando de Apoyo Logístico del ET (MALE). Es de justicia reconocer que, a pesar de los inéditos recortes sufridos durante su mandato, y de la atmósfera desgraciada de la pandemia, este GEMALE logró mantener ese mando en primera línea del trabajo útil y eficiente, posibilitando el funcionamiento del resto del Ejército (incluyendo a la UME). En mi opinión, es el TG Ramón Pardo de Santayana quien tiene los mayores méritos, para dar su nombre a la futura base logística de Córdoba.
El ruido más estridente viene de Jaén. Su alcalde, Julio Millán, se ha despachado en los medios. Incluso, ha escrito al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidiéndole que se reconsidere la ubicación de la futura base. Don Julio afirma que existía un compromiso expreso de la secretaria de estado de defensa (SEDEF), Esperanza Casteleiro, quien ―como si se tratase del gordo navideño―, le había ofrecido, en diciembre pasado, la construcción de tal base en Jaén. Además, acusa a la vicepresidenta, Carmen Calvo, de haber politizado la decisión a favor de Córdoba.
Aunque, quizás, no le falte algo de razón al alcalde de la capital del Santo Reino. Porque la ministra de defensa, Margarita Robles, venía afirmando, en 2020, que la decisión se basaría en criterios exclusivamente técnicos; si bien se traslucía su preferencia por Jaén (de la misma forma que el JEME parecía inclinarse por la candidatura de Toledo). Lo más cierto es que el proyecto tenía demasiados novios: Burgos, Toledo, Jaén, Alcira, Segovia y Córdoba entre otros. Había despertado también gran interés, tanto entre empresarios (CEOE) como en políticos (que cada uno tiene su clientela). A finales del año pasado, doña Margarita pidió al ET su criterio técnico sobre Toledo, Jaén, Córdoba y Alcira. La respuesta, por orden de preferencia, fue: Toledo, Córdoba, Jaén y Alcira. A partir de ahí, el asunto quedó en manos del órgano central (SEDEF). Y la ministra lo despachó con la Moncloa cuando se daban tres circunstancias incuestionables. Una, que Carmen Calvo tiene vara alta allí. Dos, que ella es cordobesa (de Cabra). Y tres, que dice el refrán que “quien tiene padrino, se bautiza; y quien no, se queda moro”. Nada nuevo.
Se trata de un proyecto estratégico-logístico de colosal alcance a desarrollar, entre 5 y 10 años (más bien lo segundo para completarlo), sobre tres pilares: infraestructura, tecnología y personal. Es una gran empresa, de I+D+I, que situará a la logística española en vanguardia de la innovación. Asimismo, un revolucionario proyecto tecnológico de concentración logística sin parangón en Europa. Un impulso que dejará muy atrás la mayoría de los actuales parques, que son de los años 40 y 50 del siglo pasado (zapadores; ingenieros; artillería; medios acorazados; medios ruedas; laboratorio central; PCAMI; etcétera, bien que el de helicópteros seguirá en Colmenar Viejo). La base de Córdoba supondrá un extraordinario impulso económico y social para la zona contribuyendo, según Defensa, a “la creación de más de 1.600 puestos de trabajo, en su mayoría personal civil”.
Sin desmerecer las otras candidaturas, la decisión parece buena. Córdoba presenta excelentes cualidades para asentar el fenomenal “hub” logístico perseguido. Entre otras: ciudad muy hospitalaria y de excelente calidad de vida (que certifico por mis dos años al mando del Regimiento La Reina nº2); sólido sustrato militar (BRIMZ X, Cerro Muriano); buen potencial de reclutamiento; universidad importante; terrenos colindantes con los de El Higuerón (Parque y centro de mantenimiento de vehículos de rueda nº2) con muelles ferroviarios de carga y descarga; aeropuerto; estación de AVE; y puertos marítimos a solo 200 kms. En fin, Córdoba está llamada a ser la plaza española donde la logística resultará estratégica.
Fuente: Blog