Morenés fija un mínimo de 110.000 efectivos en las FFAA para garantizar la seguridad

morenes-3El ministro de Defensa, Pedro Morenés, considera que el número de efectivos que podrían tener como mínimo las Fuerzas Armadas españolas para garantizar la seguridad del país rondaría entre los 110.000 y los 120.000, lo que implicaría unos 30.000 menos de los que disponen actualmente, que se sitúan en unos 142.000.

   En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Morenés ha fijado esta cifra como las líneas rojas para las Fuerzas Armadas en cuanto a número de miembros, si bien ha dejado claro que el material del que dispongan estos efectivos también es un dato importante a tener en cuenta.

   «Las Fuerzas Armadas, a nivel de número de personas, se están reduciendo en todo el mundo. En España podríamos estar entre 110.000 y 120.000, siempre que estén bien equipados y atendiendo a los nuevos escenarios de amenaza. Yo creo que podríamos tener unas Fuerzas Armadas muy eficaces siempre que compensemos con los sistemas de armas que les den la operatividad necesaria», ha explicado.

   A la pregunta de si un número menor podría comprometer la seguridad nacional, el ministro ha afirmado que «por debajo de ese número, y sin los elementos de material, de sistemas de armas necesarios y sin el adiestramiento necesario, la seguridad nacional podría verse afectada».

PRESUPUESTOS ADECUADOS

   En todo caso, Morenés ha dejado claro que, a su juicio, «hay una línea que no se debe pasar», y es disponer de unas Fuerzas Armadas «no adiestradas, que están pero que no son, que existen pero no sirven para la misión que tienen encomendada para garantizar la seguridad y la defensa de España».

   Morenés considera que todos estos requisitos pueden cumplirse con los Presupuestos aprobados por el Gobierno. Según las cuentas públicas que se están tramitando en las Cortes Generales, el Ministerio de Defensa contará en 2014 con una dotación de unos 5.700 millones de euros, un 3,22 por ciento menos que este año.

   Para el ministro, se trata de unas cuentas «prietas, muy duras», si bien ha subrayado que su departamento lleva casi dos años estableciendo «un modelo de gestión que permite hacer más cosas con menos dinero». «Hemos ahorrado no en el sentido de meter dinero en la caja, sino gestionando mejor los recursos que tenemos y atendiendo las responsabilidades importantísimas de pagos que antes no se atendían», ha explicado.

UNA INDUSTRIA «ATOMIZADA Y PEQUEÑA»

   En este sentido ha enfocado la industria de defensa, a la que ha calificado como una «pata esencial» de su departamento porque cualquier país que tenga «una defensa razonable tiene la obligación de fomentar una industria de defensa eficiente, capaz de competir en el mundo».

   No obstante, Morenés ha dejado claro que «España puede competir mejor», por lo que ha advertido de que la industria de nuestro país necesita una «inversión permanente del Estado en todos los programas», otorgando especial importancia al ámbito de la I+D+i.

   «Nosotros tenemos una industria atomizada y pequeña, y eso es lo que tenemos que abordar. Tenemos que generar una estructura de la industria de Defensa que tenga capacidad de competir fuera en dimensión», ha remarcado.

   Por otro lado, el ministro ha advertido de que las mayores amenazas hoy en día provienen del ciberespacio y las armas de destrucción masiva, por lo que ha explicado que «desde los países desarrollados y con fuerte vocación militar se están desarrollando fuertes barreras defensivas, pero también ofensivas».

   Según ha indicado, los ‘ciberataques’ afectan a los «valores en los que está basado nuestro sistema de vida», como son «la libertad, el derecho a la intimidad o a la privacidad», y en este contexto ha enmarcado la creación del mando de Ciberdefensa, dentro del Estado Mayor de la Defensa, para luchar en «un nuevo campo de batalla» para «proteger a la sociedad de cualquier tipo de ataque que pueda paralizarla y ponerla a merced de quien la ha atacado»

 Fuente : Europapress