Morenés califica el acoso sexual a Zaida Cantera como “problemas personales”

BREVES

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, celebró que la excomandante Zaida Cantera se haya recuperado de sus «problemas personales» y evita valorar su incorporación como número seis de la candidatura del PSOE por Madrid. «No tengo por costumbre entrar en las decisiones políticas», dijo en una entrevista en la Cadena Cope, recogida por Europa Press.

«Me alegro muchísimo que se encuentre en mejores condiciones. Lo pasé mal porque verdaderamente tuvo una serie de problemas personales», explicó Morenés.

Cantera, a la que se le concedió la baja definitiva del Ejército el pasado mes de mayo, saltó a los medios de comunicación tras denunciar por acoso sexual al coronel Isidro José de Lezcano-Mújica, condenado a dos años y diez meses de cárcel. Condecorada por su presencia en misiones internacionales como los conflictos de Kosovo o Líbano, fue durante su estancia en este último país, según ella misma relató, cuando empezó a sufrir acoso.

Morenés fue cuestionado por el ascenso del que disfrutó el teniente Lezcano cuando gobernaba el PSOE, una cuestión que también evitó responder –»no lo sé, no lo sé»– reiterando que no quería entrar en decisiones que pertenecen al ámbito de decisión de los partidos políticos.

Visita del secretario de EEUU

El ministro se ha congratulado de las buenas relaciones con EEUU, como demuestra la visita del secretario de Defensa de este país, Ashton Carter. En este sentido, se mostró convencido de que la llegada a la Presidencia del Gobierno de un partido diferente al Partido Popular no afectará a una relación basada en la defensa común de valores como la libertad, la justicia, el estado de derecho y la democracia. «Algo que defendemos todos los partidos políticos», subrayó.

Morenés no se mostró partidario del despliegue por tierra de militares en Siria y defendió la intervención de Rusia siempre que sus ataques se concentren en combatir el Estado Islámico. «El Estado Islámico es el enemigo de todos y no hay que extrapolar la acción a otros objetivos», defendió coincidiendo en este punto con las críticas del secretario de Estado de Defensa de EEUU.