Marcos de la Cuadra “El General charlatán”

Os reproduzco la opinión de un compañero que no puede identificarse y lo expongo en su nombre.

Viernes 9 de diciembre, después de una semana un tanto rara mezclada entre laborables y festivos despierto asombrado por las declaraciones que leo en el diario.es del Teniente General Gómez de Salazar, donde basándose en la ” vulnerabilidad de la seguridad” equipara a las asociaciones militares con el yihadismo …  Lo dicho, más tiempo libre han disfrutado mas de uno.

Es lamentable ver como algunos mandos pasan su carrera militar lamiendo el o***e de los que tiene por arriba, y que cuando consiguen llegar a la cúspide siguen haciéndolo a la autoridad que compete, al fin y al cabo han pasado sus días de uniforme haciéndolo día tras día, vulnerando cualquier derecho de las personas que tiene a su mando, solo para seguir ascendiendo, triste debe ser que en las reuniones en las que tratan los riesgos internos de las Fuerzas Armadas sea como preocupación el asociacionismo de las distintas escalas, porque claro, cuando se roba armamento, víveres y gasolina no hay altos mandos, ¿verdad?.
Muchos intentan ver las asociaciones militares como una amenaza al sistema oligárquico creado por y para ellos, cuando no son conscientes ni entenderán que lo único que se persigue son derechos fundamentales equiparados a cualquier ejército que esté encuadrado en la OTAN, que miedo debe dar que los subordinados estén más y mejor preparados, en su mayoría,  que las escalas de mando.
Pero gracias a mandos así,  palabras de las que se llenan el pecho como honor, lealtad,  disciplina y valor solo adquieren sentido cuando entre sus “colegas de escala” se trata de sacar beneficios, cursos  inventados para cobrar dietas y demás,  para que cuando alguien con pruebas se digne y se ampare en esos valores inculcados,  sea juzgado por un togado MILITAR y expulsado. Es honorable.
También es honorable la creación de un sistema que prepare a los militares temporales para su salida al mercado laboral, (SAPROMIL) y que todos los cursos y ¿titulaciones?  estén enfocados a las escalas ya permanentes, o que desaparezcan los exámenes para permanentes y Suboficiales de un Cuartel General impidiendo que puedan ser revisados, sí,  eso sí que es honorable al igual que desprestigiar la muerte de compañeros por Yihaidistas en conflictos donde los miembros de esas escalas no sacan la cabeza de los acuartelamientos o “green zone”.
A fin de cuentas con lo que marcharemos cualquier militar será eso, la honorabilidad, ya que siempre se ha trabajado aún a sabiendas de que no nos querían dentro nada más que para ser los mutilados en conflictos y cargar con las culpas de robos, despropósitos y abusos de los cuales no podemos ni denunciar en ocasiones debido a la estructura de amigos y cómplices.
Lamentablemente hay cosas más importantes y que requieren mayor atención dentro de las Fuerzas Armadas que personas amparándose en un derecho constitucional luchen para tener un empleo digno y estable sin tener miedo a ser censurados,  encarcelados o expulsados por hacer valer su ideas, ya que sus obligaciones ya las tienen más que cubiertas,porque eso, General, es lo más parecido al Yihadismo que va a encontrar en esta institución, ya sabe, DEMOCRACIA,  TRANSPARENCIA E IGUALDAD.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: