Marcos Pérez «Desmotivados, abandonados, decepcionados y sin ningún orgullo de ser militar»

Vuelvo a trasladar el sentir de un compañero que no puede expresarse libremente como cualquier ciudadano español porque el Régimen Disciplinario cercena su Derecho Constitucional a la libertad de expresión, pero afortunadamente para eso estamos otros que le damos voz al sentir de una mayoría, que no se explica como aparecen en medios de comunicación Generales, Coroneles, etc. con uniforme o sin el, pudiendo decir y expresar lo que quieran, pero la Tropa y Marinería es silenciada y sus opiniones ahogadas en la represión «cuartelera«.

«Así es como miles de Militares españoles de tropa y marinería se sienten al estar desemparados tanto por el Ministerio de Defensa como por los gobiernos del Reino de España, con la situación actual que establece que al cumplir los 45 años de edad pasaran a la «reserva de especial disponibilidad» o para entendernos mejor su cese en las Fuerzas Armadas. 

Dicha situación administrativa actual fue regulada y ejecutada a base de mentiras de beneficencias que han resultado ser bulos burocráticos usados exclusivamente para evitar el crecimiento de bajas del personal temporal,  pero que a la larga, no es mas que un parche usado por los mandos de defensa para seguir obteniendo su particular «mano de obra» en su propio beneficio.
Hay que resaltar que estos compromisos llamados «compromisos de larga duración» hicieron que los firmaran todo el personal temporal que se encontrara con más de cinco años de servicio, escudándose para ser necesario en cursos y ascensos dentro de la escala de Tropa y Marinería y de titulaciones oficiales que servirían para en un futuro, los que abandonasen las FAS, se incorporaran con garantías al mercado laboral, siendo su no aceptación del contrato,  el cese de la Fuerzas Armadas,  haciendo que, en un período agraviado con la crisis miles de militares quedaran en la calle.
Pasado el tiempo, se ha podido comprobar como este parche instaurado por defensa está levantando más de un quebradero de cabeza, altas instituciones internacionales europeas instan y recuerdan al gobierno español que la profesionalización de los ejércitos debe ser llevada a cabo a todas las escalas, al carecer de un servicio militar obligatorio.
No es un secreto el descontento de la tropa, que vé como sus años de servicio,  misiones internacionales en las que han llegado a perder la vida de sus compañeros y amigos y experiencia adquirida por la antigüedad en su empleo, no sirven absolutamente para nada quedando discriminados por alcanzar los cuarenta y cinco años, viendo como en las diferentes escalas siguen ascendiendo por «meritocracia» y envejeciendo los puestos de  mayor calado dentro de la institución. 
La tropa ve como se le ha denegado el acceso a escalas superiores, permanencias debido al desempeño de sus funciones que le limitan y no son equitativas a la hora de presentarse a las oposiciones con personal exterior, mayoritariamente hijos y familiares de mandos y preparados desde pequeños a alcanzar estas escalas con la educación obtenida en colegios exclusivos de militares, en detrimento de la institución que se está quedando estancada en exclusividad para otras escalas.
Por eso es el momento de formar parte de los movimientos asociativos militares que luchen por el futuro de la escala de Tropa y Marinería buscando la equitatividad y un empleo digno.«