Marcos de la Cuadra “Nadie quiere a los militares de Tropa”

Vivimos tiempos convulsos por culpa de irresponsables políticos y militares de alta graduación que asesoran al Ministerio de Defensa en su política de personal y ello es consecuencia de la nefasta Ley de Tropa y Marinería que impone la salida forzada de efectivos a la edad de 45 años. Por culpa de dicha normativa, imposible de arreglar en el momento político actual, ni en el venidero por culpa de los mandos de las Fuerzas Armadas que asesoran al ministerio en sus planteamientos futuros de necesidades y capacidades y en base al informe confidencial Visión 2025 que fijaba un horizonte de efectivos reducidos y en el que la escala de tropa cada vez ocupaba un nivel menor de efectivos frente a un mayor y mas cuantioso numero de Oficiales y Suboficiales, que invierten totalmente la proporcionalidad que debe imperar en cualquier fuerza armada por muy moderna que sea y tecnologicamente avanzada. Como ejemplo tenemos a los ejercitos de los Estados Unidos dentro de la OTAN y fuera de nuestras fronteras comunes al Ejercito Popular de China, donde existe una pequeña parte de efectivos de alto rango que dirigen grandes masas de efectivos de tropa por el simple hecho contrastado que donde existen demasiados jefes impera el desgobierno, en este caso el militar.

Y hé ahí con el problema generado por unos cuantos irresponsables políticos y militares, que el problema sale del Ministerio de Defensa y afecta directamente a las regiones y Comunidades Autonomas que reciben al personal totalmente desconectado de la realidad laboral y cargan contra sus presupuestos la responsabilidad de formar a esos ciudadanos dependientes de dicha administración autonómica. Pero como es evidente que el plan de desconexión no podía recaer unica y exclusivamente en las autonomías, Defensa se arroga y obyiene fondos de otros ministerios para hacer un supuesto seguimiento de las vicisitudes de ese numeroso grupo de ciudadanos que ya no son militares, pero cobran del Organo Central del Ministerio de Defensa y que además a penas mantienen contacto con dicho ministerio a exepción de la obligatoria y anual “fe de vida” para seguir cobrando la asignación por disponibilidad.

E inentando e inventando soluciones disparatadas ofrecen a los RED – Reservistas de Especial Disponibilidad supuestas ofertas laborales para ingresar en ADIF heredera de RENFE en la administración de infraestructuras ferroviarias, la FNMT – Fabrica Nacional de Moneda y Timbre, etc.  Y les fallan de forma estrepitosa en la aplicación de la Ley de Tropa los entes locales y Comunidades Autónomas que se niegan a recibir; con el beneplácito de sindicatos y movimientos civiles ; a los destituidos militares por ser un problema generado por un ministerio que pretende sea solucionado por los entes periféricos. Algo que por presupuesto y capacidades se niegan y así llegan las impugnaciones de reserva de plazas para el Cuerpo de Bomberos de Huesca, donde la oposición es paralizada y anulada por decisión judicial por ver que la decisión de la reserva de plazas que cumple la ley de tropa, incumple la normativa básica por la que se rigen los concursos de méritos y oposición en la vida civil. Y no es que dicha derrota judicial del Ministerio de Defensa les afecte, siguen “en sus trece” de forzar una integración en sectores donde los militares son vistos con recelo por su escasa implicación en la defensa de los derechos laborales de sus miembros.

Y esto último es lo que ha ocurrido dentro de la oferta de ocupar las plazas de funcionarios de prisiones, donde sindicatos y los mismos funcionarios estaban en pie de guerra hace unos meses por la precariedad laboral y de seguridad que sufren en sus puestos de trabajo. Y ven como el movimiento del Ministerio de Defensa e Interior en vez de solventar sus problemas laborales los dificultara por la “involución” de sumar a los ciudadanos militares a la plantilla dado que los mismos no hacen defensa de sus propios puestos de trabajo en el Ministerio de Defensa. Para los MTM sin duda es un salto al vacio al depender de una administración periferica; dado que algunas comunidades tienen transferidas dichas competencias; y que sus propios futuros compañeros ven con malos ojos dicha incorporación por precarizar aun más su situación.

Si algún miedo aparece en el horizonte del Ministerio de Defensa es ver que todas sus medidas de reincorporación laboral fallan, y que el número de efectivos en la reserva de especial disponibilidad crece sin control. Ya que habida cuenta que dichos salarios salen de su propia organización, comience a tener problemas de gestión internos al carecer de efectivos y presupuesto, ese es el único miedo que atenaza su proyecto de desvinculación laboral forzado. Por lo que el mejor servicio que pueden hacerle los RED a sus compañeros de tropa temporales en activo es mantenerse en la situación laboral de cobrar la “asignación por disponibilidad” y trabajar en el sector privado, debiendo el Ministerio de Defensa seguir soportando la carga de mantener efectivos en sus domicilios, eso y solo eso forzará a cambiar el modelo de personal en las Fuerzas Armadas por peso específico del presupuesto.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: