Los militares regresan al Benítez

campamento-benitezEl campamento Benítez regresa a sus orígenes militares durante unos días. Desde ayer, unos 200 efectivos del Ejército de Tierra están haciendo un ejercicio de despliegue de defensas antiaéreas en Málaga, que se prolongará hasta el jueves, tanto en este recinto como en la cercana playa de Arraijanal y en la base aérea, junto al aeropuerto. «La misión principal es dar cobertura de radar al espacio aéreo, para complementar los radares permanentes del Ejército del Aire y conseguir una cobertura total del espacio aéreo», explicó ayer el capitán Antonio Izquierdo, destinado en el Regimiento de Artillería Antiaérea 73 de Cartagena.

Junto con los sistemas de información se ha desplegado una batería de defensa de tipo Nasams, un sistema de misiles tierra-aire de origen noruego. Junto a la de Cartagena participan unidades del Regimiento 74, con base en Sevilla; del 71 (Madrid) y del 72 (Zaragoza).

Esta acción forma parte de un conjunto de maniobras que se están repitiendo en diversas ciudades del país. Una parte de los efectivos pasarán la noche acampados en el antiguo recinto militar, y el resto en la base, aunque la mayoría del material se repliega cada día al terminar el ejercicio.

El Ayuntamiento de Málaga, propietario de los terrenos donde proyecta construir un gran parque, ha autorizado, a través de la Gerencia de Urbanismo, la ocupación temporal por parte del Ministerio de Defensa. Aunque sólo sea por unos días, el histórico recinto militar recupera el uso que tuvo desde el año 1928 hasta 1995, y por el que pasaron varias generaciones de malagueños. En el año 2005 Defensa permutó los terrenos con el Ministerio de Fomento, que finalmente lo cedió a la ciudad en septiembre de 2013.

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola