Los militares prestan ayuda a los manifestantes en Turquía

manifestacion-turcaLa noche del pasado martes Estambul vivió otra jornada intranquila ya que los manifestantes volvieron a congregarse en la plaza Taksim a pesar de las inmensas nubes de gas lacrimógeno.

La Policía trató de impedir que los manifestantes se aproximan al palacio Dolmabahce, donde se encuentra el despacho del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.

Según subraya el diario alemán ‘Die Welt’, los enfrentamientos de anoche tuvieron lugar cerca de un hospital militar, cuyos médicos empezaron a distribuir máscaras entre los manifestantes. Es la segunda vez que las fuerzas militares prestan indirectamente ayuda a los que participan en las protestas. La noche del viernes al sábado los soldados dejaron a los médicos acercarse a los manifestantes heridos cerca de las barricadas.

En Antalya el alcalde de la ciudad denegó el acceso a las cisternas de los bomberos para abastecer los cañones de agua que se usan para dispersar a los manifestantes.

El número de víctimas mortales por las protestas en Turquía se eleva a tres tras la muerte de una persona por una herida en la cabeza producida durante los disturbios en Ankara.

A pesar de que el Gobierno turco se ha disculpado por los excesos policiales durante las protestas, los manifestantes han continuado saliendo a las calles. Además un grupo que representa los intereses de los manifestantes entregaron una lista de demandas al vice primer ministro, exigiendo la dimisión de los jefes de Policía responsables de la brutal represión, la prohibición del uso de gases lacrimógenos y la liberación de los manifestantes detenido.

Fuente : actualidad
Carmen D