Los instructores de Operaciones Especiales retoman la actividad formativa en Irak.

Tras el parón realizado como consecuencia del Ramadán, los instructores españoles del MOE (Mando de Operaciones Especiales), reanudan los cursos impartidos al ejército iraquí.

Una vez finalizado el Ramadán (mes en el que los musulmanes practican el ayuno diario desde el alba hasta el ocaso), se reanudan los cursos que se habían suspendido durante el mismo, ya que la intensa actividad física que exigen es incompatible con el ayuno.

Los instructores del Mando de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra desplegados en Bagdad han reanudado su trabajo impartiendo los cursos en la academia de servicios antiterroristas que el Ejército tiene en las proximidades del aeropuerto internacional de la capital iraquí.

Como novedad importante en estos cursos que se inician, se va a proceder al enrollment (enrolamiento), de todos los alumnos que van a asistir a los mismos. Este enrolamiento consiste en la comprobación de una serie de datos biométricos que sirven para identificar sin ningún género de dudas al personal que se somete al mismo, para una vez que se tienen sus datos, comprobar que no han estado implicados en ningún incidente que pudiera poner en peligro a ningún componente de la coalición internacional que apoya al ejército iraquí en su lucha contra el Daesh, o a los propios integrantes del ejército leales al gobierno.

La herramienta específica empleada por la coalición para el enrolamiento de los alumnos, es el Secure Electronic Enrollment Kit (SEEK), un dispositivo biométrico móvil que obtiene escaneado de iris, huellas digitales o escaneados faciales, y autentifica identidades mediante la comparación de esa información por vía inalámbrica con una base de datos.

Una parte del SOTG (Grupo Táctico de Operaciones Especiales) español, continuará realizando su trabajo en las instalaciones que los aliados tienen en el Bagdad Diplomatic Support Center (BDSC) que Estados Unidos tiene en las proximidades de la capital iraquí, mientras que otra parte de la unidad está en una base aérea en la localidad de Taji, al norte de Bagdad.

Los instructores españoles imparten el Curso Commando, que se complementa con los de Tirador de Precisión (Sniper), Paramédico (Medic), Comunicaciones (Commo) y Armas Pesadas (Heavy Weapons), así como una serie de cursos de reentrenamiento que se dan a las unidades iraquíes desplegadas en el frente.

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola