Los aspirantes a las academias militares excluidos por el caos de la selectividad van a llevar a Defensa ante los tribunales

SUBOFICIALESTal y como alegan los afectados, el proceso de selección de los nuevos cadetes no se ha realizado conforme a los criterios de igualdad, ya que otros aspirantes han tenido la opción de subir nota de selectividad en el mes de julio.

Este año, el Ministerio de Defensa convocó 350 plazas para el primer curso de las tres academias militares. Los 1.200 aspirantes a oficial del Ejército de Tierra, Aire y Armada que se presentaron este año debieron superar una prueba de inglés y un test físico, a los que se une la nota de selectividad como criterio de corte.

Sin embargo, de los 850 aspirantes que no accedieron a la plaza, una docena de ellos han presentado instancias al presidente del órgano de selección y ante la Subsecretaría de Estado de Defensa. Y están dispuestos a recurrir a la vía de lo contencioso-administrativo.

Siete comunidades pudieron subir nota

Según denuncian algunos afectados a El Confidencial Digital, los alumnos que realizaron la prueba de acceso universitario en Asturias, País Vasco, Extremadura, Islas Canarias, La Rioja y Navarra. Un “agravio” al derecho de igualdad para todos los opositores, ya que en el resto las convocatorias extraordinarias –donde podrían subir nota- están previstas para septiembre.

Basarán su caso en el Real Decreto 1892/2008,  por el que se regulan las condiciones para el acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de grado y los procedimientos de admisión a las universidades públicas españolas.

El artículo 54 de este Real Decreto especifica que “en primer lugar, se adjudicarán plazas a los estudiantes que hayan superado la prueba de acceso a la universidad en la convocatoria ordinaria del año”. Es decir, que prevalece la primera nota obtenida en selectividad por encima de la nota obtenida en convocatoria extraordinaria.

Los afectados tienen plena confianza en el recurso

Hasta el momento, según ha podido saber ECD, los afectados no han podido realizar un frente común en este asunto, principalmente por la distancia geográfica que les separa. Sin embargo, les está asesorando un equipo de abogados expertos en materia militar, y esperan presentar pronto un recurso de alzada.

Tal y como explican, lo que les han trasmitido los letrados es que se trata de un “caso claro”. Las instancias presentadas hasta ahora han sido desechadas por parte de la asesoría jurídica de la Dirección General de Personal. “El órgano de selección aplica las normas de la convocatoria, sin valorar si es justo o no, por lo que decidieron continuar adelante” afirman.

De momento no hay resolución del proceso y, por tanto, no se pueden iniciar recursos. El siguiente paso al recurso de alzada, dicen, será acudir a la vía de lo contencioso-administrativo. Un portavoz de Defensa explica a ECD que se están analizando los casos y se espera llegar a una solución.

Fuente: ECD

1 Comentario

Artículo leído
  1. Angel dice:

    Creo que tienen razón, ya que algunos han gozado de más oportunidad para obtener una nota mejor, pero se olvidan que los que tienen más edad han podido presentarse hasta en cinco ocasiones, lo que aún les otorga una mayor ventaja y también deberian ser incluídos en la reclamación. Verán, un aspirante de una comunidad donde los exámenes de selectividad se realizan en junio y septiembre, cuando se presentan a las academias con sus 18 años, solo tienen una oportunidad de obtención de la nota, mientras que los que cumplen 21, han podido estar varios años preparando ese examen en exclusividad, por lo que sus posibilidades de obtener la nota que les de el ansiado acceso es bastante mayor, que los que son ahora denunciados. Bueno, les deseo a todos los ingresados este año mucha suerte en el curso y a los que no lo han conseguido, ya saben lo que deben hacer, matricularse en una academia y preparar la PAU, si se esfuerzan, el próximo curso estarán dentro.
    Un saludo.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola