La Legión de vuelta de maniobras para en un pueblo de Barcelona y se monta el lío

El pasado sabado día 28 se filtraron por las redes sociales unas fotos realizadas por ciudadanos de la localidad barcelonesa de Villafranca del Penedes donde los efectivos de la Legión provenientes de unas maniobras en Francia hicieron parada para descansar y tomar algo. Acorde a las normas habituales de los militares, debieron portar sus armas reglamentarias para no abandonarlas y propiciar un posible robo de las mismas y al regresar de un ejercicio militar iban igualmente uniformados en transporte militar.

El problema y la polémica vino determinada por el ambiente enrarecido y politizado existente en Cataluña a la que se sumaron numerosos politicos independentistas de JxCat y ERC como los diputados Gabriel Rufian o el vasco del PNV Jon Iñarritu que mostraron su malestar por ver a las tropas descansar en bares o transitar por supermercados, algo muy habitual en países de nuestro entorno y mas aun desde que se subió el nivel de alerta en dichos países donde los militares patrullan las calles sin que ello moleste a los ciudadanos. Pero Cataluña es un polvorín político y mediático y el Gobierno en funciones se ha visto obligado a tomar medidas contra el contingente a pesar de que ninguna de las acciones realizadas por los legionarios ha incumplido normativa castrense alguna, al no estar de servicio sino de transito entre una zona de operaciones y sus acuartelamientos. Y tampocl haber abandonado su armamento, custodiandolo permanentemente, por lo que asistimos a un ataque frontal contra la Legión y contra los servidores de la soberanía nacional. Por desgracia el ejecutivo es cautivo de la correcci´pon política y ha decidido abrir un expediente sobre el suceso y es probable que la ministra deba tomar cartas en el asunto por culpa de los diputados nacionalistas que exigen sanciones.