La Carta del presidente de la UMT

Lo primero saludaros a todos los que vais a leer esta carta personal, que puede parecer un poco extensa, pero que creo que es necesaria y dirigida sobre todo a todo el personal de Tropa y Marinería que quiera interesarse de cuál es la postura general de la UMT, y la mía especialmente, ante los pasados comunicados y opiniones hacia y del resto de las Asociaciones Profesionales de las Fuerzas Armadas, grupos de Militares y opiniones particulares, por lo que considero que necesario aclarar algunas posturas de las que esta asociación realiza. Lamentablemente son muchos los puntos que hay que explicar y que seguro me dejo alguno en el tintero, por eso os pido disculpas, de antemano, por la extensión de la misma.
Como ya es sabido, en la Unión de Militares de Tropa, intentamos, salvo excepciones que ya cansan, mantener un dialogo y una postura neutral en torno a lo que otros sectores, opiniones personales o incluso las mismas asociaciones realizan, no obstante, creo conveniente el matizar y explicar algunas acciones para que quede todavía más claro que esta asociación no es una asociación como todas las demás y no sólo por su gratuidad para sus asociados, como muchos piensan dando a entender que tenemos limitaciones o que esa es la razón por la que la gente se asocia.
Por supuesto, lo primero, es de justicia defender el trabajo que los compañeros y compañeras realizan para la UMT de forma altruista, recibiendo a cambio solo desprestigio hacia su trabajo y hacia su persona y recibiendo incluso insultos en ocasiones por ello, viendo todo su trabajo y esfuerzo tirado por tierra, por no muchos eso sí, cuando lo dan todo sin recibir ni pedir nada a cambio, y donde el personal representante en el consejo de personal ni siquiera disfruta de la Jornada Reducida por ser miembros del mismo, al entender que no debemos hacerlo cuando somos gratuitos y no cobramos por hacer un trabajo que nos beneficia a todos, eso les honra y me enorgullece estar al frente de un grupo donde las palabras democracia, entrega, lucha y constancia no se quedan en simples palabrerías y se reflejan en actos y objetivos conseguidos, no quiero que se interprete como una puesta en escena para colgarnos medallas sino como lo que es, dar a conocer sino todo, parte del trabajo de la asociación que represento y como vemos las cosas, guste o no. Cada uno que valore o que piense las cosas como personalmente le afecte.
Como dice una persona de esta asociación a la que admiro “pruebas son amores y no buenas intenciones”.
Para empezar a desentrañar las razones y motivos por los cuales la UMT es diferente al resto de asociaciones, comenzaré por algo por el que se nos llena la boca pero pocos la practicamos, LA DEMOCRACIA ASOCIATIVA, diferenciándonos del resto, en la UMT tiene voz y voto cualquier miembro que desee participar, eligiendo desde las propuestas hasta la forma de defender nuestros intereses y sin necesidad de bloquear, vetar o expulsar a quienes no están de acuerdo con la Junta Directiva, la participación es la base de toda democracia. En resumen, es algo más parecido a una “cooperativa” donde todo miembro que lo desee puede contribuir, y donde nadie elige o decide sobre el resto, sino que las decisiones que se toman están abiertas a cualquier miembro de la asociación que quiera colaborar, esto es algo que se puede comprobar con algo tan simple como en lo que estamos participando actualmente en lo concerniente a las retribuciones, donde es nuestro Tesorero es quién defiende y expresa la postura de la UMT, ya que se votó el participar en “unidad de acción” y donde algunos nos opusimos a participar, pero eso es democracia, defender todos los intereses que se aprueben defender, por esa razón es por la que estamos trabajando en este sentido. No quiero que se me malinterprete, a todos nos gusta o gustaría ganar más de lo que ganamos, no nos engañemos, pero yo, consideraba que había otros frentes más importantes donde trabajar y que no quedaba muy claro dónde o en qué lugar quedaríamos la Tropa y Marinería temporal
en este sentido cuando ni tan siquiera percibimos igual que un permanente de nuestro mismo empleo, desarrollando las mismas funciones.
Obviamente me equivoqué, rectifiqué y haciendo caso a nuestros Estatutos y Código Ético trabajamos TODOS JUNTOS en que el día de mañana, no a muy tardar, podamos percibir unas retribuciones más justas. En resumen, la democracia se basa en la participación de todos sin tener que vetar a nadie.
Como lo he nombrado y esta carta es principalmente para diferenciarnos del resto, hablaré de la UNIDAD DE ACCIÓN. Esta “unidad de acción” se creó contra las medidas que había decidido en el plan PIOL la anterior Ministra de Defensa, y que terminó como ya sabéis todos en la primera concentración conjunta de las Asociaciones Profesionales, para muchos un fracaso pero para mí fue todo un logro que por primera vez, todas las asociaciones aparcaran sus siglas y diferencias y estuviesen unidas y trabajando en conjunto para un beneficio común, y en donde gracias a la decisión de las Juntas Directivas que lo organizaban, la UMT pudo participar siendo una asociación gratuita.
Entonces, ¿Qué ha pasado con la Unidad de acción? Pues sencillo, la concentración que se realizó bajo el lema “por una carrera y unas retribuciones justas” ya dejaba entrever por donde iban los intereses de la mayoría de las asociaciones participantes, las mismas que se están viendo ahora reflejadas trabajando conjuntamente, las retribuciones, a petición curiosamente de una asociación no participante en la concentración. Lo ocurrido es que nos alejamos un poco de la unidad de acción, sin dejar de agradecer nuestra participación en la concentración, que claro está nos ayudó mucho a crecer más, cuando entendemos que hay asociaciones que se limitan a tirar por tierra nuestro trabajo, incluyendo la demanda que llevamos a cabo, pero también se agrieta esa unidad de acción cuando esta asociación consigue un convenio de colaboración con un centro de formación y al estar otra asociación “detrás” de ese mismo convenio, en lugar de “unir la acción” y de beneficiar al mayor número de asociados conjuntamente, deciden que si no tienen ellos el convenio en exclusividad no les interesa… Pues vaya unidad de acción, sólo cuando viene de un sector hay que unirse parece ser. Esta es otra cosa de la que nos diferencia del resto, que anteponemos nuestros intereses personales, egos, para que las personas que representamos se vean lo más beneficiados posible.
Sin embargo han sido muchas, por no decir todas que alguna nos habremos dejado, las asociaciones y colectivos o grupos de Militares que han recibido por parte de la UMT un convenio para colaborar conjuntamente, lo dicho, parece ser que sólo hay que unirse cuando otros son los que lo proponen.
Siguiendo en la línea de la carta y tras nombrar la DEMANDA que desde la UMT se está llevando a cabo, intentaré explicar en qué consiste de forma muy breve, primero para no centrar esta carta como si de publicidad se tratara y segundo para intentar aclarar en qué consiste.
La UMT es la que se personifica como demandante, (de ahí el precio tan bajo y que se necesite tanta gente, para que la UMT pueda hacer frente económicamente a una posible condena en costas), La demanda en sí, se basa en la derogación del RD474, debido a que también, entre otras muchas cosas, este RD inscribe nuestra forma de contratación con el Ministerio de Defensa, lo que se pretende derogando este RD es adquirir una forma legal en nuestros contratos que por ende acabe con la Temporalidad. Esta decisión de participar y de ponernos a la cabeza del trabajo realizado por la PlataformaRD474, fue una decisión estudiada, viendo la viabilidad y las probabilidades de éxito en la misma para llevarla a cabo, tanto por los servicios jurídicos de la propia asociación como por otros externos. Ya que a parte de quienes demanden, nos estamos jugando el futuro de esta asociación y de sus Directivos. Esto no sería
necesario explicarlo sino hubiéramos recibido críticas y alusiones a que nos quedamos el dinero o que estamos engañando a nadie. Aquí nadie, absolutamente nadie, se queda un solo Euro, los socios son gratuitos desde el primer momento que se asocian y reciben asesoramiento jurídico gratuito como desde hace años, es decir, sólo pagan quienes quieran demandar y cuando se lleve a cabo la demanda, no antes, nada por adelantado, abonando una “cuota” por así llamarla, muy inferior a muchas cuotas de socios que llevan otras asociaciones, pero llevando una demanda en la cuantía y continuando ofreciendo asesoramiento jurídico como desde que se creó la Unión de Militares de Tropa. Esto parece que se obvia desde distintos sectores y que incluso lo único que pueden aportar es desprestigiar el trabajo que hay detrás sin aportar absolutamente nada que otra cosa que no sea criticar e intentar cargarse el trabajo que otros no han realizado durante su larga trayectoria asociativa.
Pensamos, y lo vuelvo a repetir, que tristemente con el panorama político que vivimos en nuestro país, en la que nadie se pone de acuerdo ni para aprobar unos Presupuestos Generales, la única vía que ofrece algo de viabilidad para el personal temporal de las Fuerzas Armadas es la vía jurídica.
Por eso vamos con todo y poniéndonos nosotros a la cabeza, sin escondernos y sin terceros y sobre todo sin meternos con el trabajo que otras asociaciones optan como otras vías de aplicación. Qué fácil es criticar el trabajo ajeno cuando otros llevan años sin mover un dedo, dedicando su tiempo a hacerse fotos.
LOS POLÍTICOS, aquí nuestra postura está bastante clara, después de la comparecencia que UMT realizó por medio del Presidente de la OATM y en su día el responsable de comunicación de nuestra asociación, (si, fue el que se eligió y no impusimos a nadie la representación ni nos peleamos por hacerla, como otros) quedó más que claro que la postura de los Parlamentarios (la mayoría) era que no iban a aceptar que la Tropa y Marinería adquiriera una relación laboral como empleados públicos, funcionarios o fijos ni una carrera única como propusimos o el estar hasta la edad de jubilación (58 años se dijo), entendemos que tenemos que alejarnos de dichos grupos parlamentarios, y así lo hemos hecho saber, tanto en redes sociales como por medio de comunicados, donde exponíamos que la UMT cesaba de toda actividad con todos los partidos políticos que no llevaran en su programa propuestas reales que acabasen con la precariedad laboral de la Tropa y Marinería. Por eso no vamos a reuniones con ellos y solo nos limitamos a enviarles nuestras propuestas de cambio, porque pensamos que actuar no es hacernos una foto, es trabajar en una línea constante para beneficiar a la escala que representamos. A lo mejor por ello no terminamos formando parte de partidos políticos que nos quieren al borde de la exclusión social al cumplir los 45 años en las listas de Murcia, Almería, Málaga, Coníl…..etc. Que por otra parte, no lo vemos criticable, cada persona tiene el derecho de elegir qué hacer con su futuro y los demás tenemos el derecho a votar a quién nos venga en gana.
Lo sentimos pero no, pensamos que sentarnos en una mesa con alguien que ni siquiera nos toma en serio y sólo nos usa como medio para ganar votos y hacer política no es moral cuando representamos a la gente ni mucho menos es la forma de actuar correcta, solo si se busca una foto con un político y decir que se está actuando….
EL COPERFAS, no sirve de mucho, para nada, ¿ganamos propuestas que nos corresponde por derecho? Pues muchas de ellas sí, pero que si no se propusieran o se defendiesen seguiríamos sin disfrutar de lo que por derecho nos corresponde, como en temas de conciliación familiar, horas de trabajo, etc.
Entonces ¿Por qué la Unión de Militares de Tropa sigue en el COPERFAS? Principalmente por dos grandes motivos aunque no son los únicos, el primero porque somos una asociación en la que los socios han decidido mediante votación el que sus intereses y propuestas sean
defendidas en el COPERFAS, ya que tenemos que tener en cuenta que no todos los Militares de Tropa y Marinería defendemos los mismo, hay quien mira más por la temporalidad, la conciliación familiar, formación… un interés personal por cada asociado que tenemos. Y la segunda porque de dejar ahora mismo el COPERFAS, no adelantaríamos nada, solo se conseguiría algo si TODAS las asociaciones del Consejo lo dejáramos, haciendo que un futuro COPERFAS fuese realmente un órgano de consulta de debate real, donde no se vetasen las propuestas antes incluso de debatirlas.
¿Y qué hemos conseguido la UMT? Esto daría para otra carta en exclusiva, es cierto que no hemos ganado todo lo que proponemos cuando las realizamos, pero por ejemplo hemos sido los únicos en dar la lata por la temporalidad tanto en el consejo como en todos los sitios a los que nos hemos presentado, presentando otras opciones como la finalización a los 18 años de servicio en las mismas condiciones de los RED siendo más jóvenes y por ende tener más posibilidades de acceder al mercado al laboral, ampliar los años del personal de Tropa para acceder a la escala de suboficiales, que Soldados y Marineros puedan presentarse a los exámenes para adquirir la condición de permanentes…. La lista sería interminable, y nunca nos olvidamos de los RED donde la última propuesta conseguida para el personal RED, ha sido que no se vaya a su casa con una mano delante y otra detrás y se le pague el viaje a su localidad como si de una comisión se tratara. Aquí también se debería decir que hemos sido los únicos que hemos llevado propuestas al consejo para los RED hasta ahora por medio de la OATM. Y seguimos trabajando en el cambio legislativo de la Ley Orgánica de Derechos y Deberes, mejorando la conciliación familiar y ahora lo último en las retribuciones.
Esto puede ser insignificante para muchos, pero os puedo asegurar que detrás de cada una de las propuestas hay muchísimo trabajo, tiempo y dedicación, de unos cuantos que lo hace sin pedir nada a cambio, obviamente no queremos que nos den ni aplausos, ni dinero por hacerlo, lo que no queremos es que nos pisen lo que tanto nos cuesta hacer.
Ya para acabar y no extenderme más me gustaría puntualizar otros aspectos que nos diferencias del resto, y aclarar algo, nunca nos hemos echado atrás ni quitado el comunicado que elevamos por el Teniente que llamó criminal de guerra a un compañero de nuestra escala, cierto es que en su día, dicho oficial nos ha apoyado en muchas cosas pero en este caso comprendemos, comprendo que cometió un grave error y así lo hicimos saber, al igual que de todas las decisiones que se han tomado desde la UMT de forma democrática se han llevado hasta el final, como ejemplo en volver a dar publicidad a partidos políticos que ni estudian ni llevan en sus programas soluciones reales a la escala de Tropa y Marinería.
Por otro lado seguimos siendo la única asociación que defiende y apoya a los militares, sin preguntarles si son socios o no, como muestra están los cientos de compañeros y compañeras a los que hemos ayudado, incluso hasta a Militares de otras escalas, sin publicidad, sin fotos y con resultados y trabajos reales. Siendo la que en la actualidad dispone de más convenios para sus socios, desde formación hasta sanidad y disponiendo de dos asesorías jurídicas, todo esto gratis y pagando con nuestro dinero y tiempo por un bien común. Porque pensamos, y estamos demostrando, que el defender nuestros intereses no debe porque costar dinero.
Debido y conforme a nuestros Estatutos y a nuestro código ético, tras esta carta creo que lo más moral que puedo hacer es poner el cargo de Presidente a disposición de la Junta Directiva y de los asociados para ratificación en el mismo o el nombramiento de elecciones, en conformidad de dar ejemplo al reglamento que tenemos en la asociación a la que represento.

Ya podéis defenderos los que se den por aludidos, yo, yo y yo. GRACIAS A [email protected]

Fran Bellón.