La agencia de recolocación de militares de las FAS naufraga

El programa de SAPROMIL – Salidas Profesionales Militares para los miembros de en activo de las Fuerzas Armadas arroja un muy decepcionante balance en el que solo una persona ha obtenido un empleo desde su creación. Triste balance ya que además de ser un completo desconocido para los miembros de las FAS, encima no gestiona adecuadamente los recursos disponibles, al que tiene asignado a 4 oficiales, 1 suboficial y 2 administrativos civiles. Esta es la conclusión que se desprende el informe remitido por el Ministerio de Defensa a la OATM – Organización de Apoyo a las Fuerzas Armadas, demostrando una vez más lo poco que le importan los recursos humanos a dicha organización y todo ello a pesar de recibir partidas presupuestarias  de otros ministerios para organizar cursos que en los últimos años han acumulado un total de casi seis millones de euros entre el ejercicio 2013 y 2014. Durante el año 2015, el Servicio Público de Empleo dependiente del Ministerio de Empleo no proporcionó fondos a dicho programa.

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola