ISIS convierte los Humvee de EEUU en la mayor pesadilla de Irak

Más de dos tercios de los vehículos militares multipropósito (Humvee) que EEUU ha suministrado a Irak para combatir a los terroristas han acabado en manos del Estado Islámico.
El Estado Islámico (también conocido como ISIS, ISIL o Daesh) no ha desperdiciado el tiempo y los ha convertido en una de sus armas más mortíferas: coches bomba suicidas.
Según el primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, ISIS controla entorno a 2.300 Humvee blindados de EEUU. La mayoría de estos vehículos fueron capturados cuando ISIS invadió Mosul en junio de 2014.
Además de utilizarlos para atacar a las fuerzas iraquíes, estos vehículos se enviaron también a la frontera con Siria para ayudar a ISIS a fortalecer aquél frente.
EEUU diseño los Humvee específicamente para que pudieran transportar cargas pesadas y para incorporar pequeñas armas de fuego, ISIS ha descubierto que estas son las cualidades perfectas para atentados suicidas con bomba.
“El motivo para utilizar los Humvee como bombas rodantes es muy sencillo”, informa Sean D. Naylor para Foreign Policy. “Su base blindada evita que los defensores puedan matar al conductor del vehículo antes de que pueda detonar la carga, mientras que la capacidad para cargar una gran cantidad de peso significa que el Estado Islámico puede cargar hasta una tonelada de explosivos”.
ISIS ha utilizado estos Humvee cargados de explosivos en atentados suicida tanto en Siria como Irak, y ha atacado a emplazamientos estratégicos como bases militares en Siria y la capital provincial de Ramadi, que cayó en manos de los militantes en mayo. Los kurdos están cada vez más preocupados ante una nueva oleada de ataques.
Según el grupo Soufan, ISIS ha utilizado más de 30 coches bomba en su ofensiva de Ramadi. Muchos de ellos eran Humvee blindados americanos y algunas de las bombas eran capaces de derrumbar todo un edificio.
“Es muy difícil defenderse contra un coche bomba de varias toneladas, es imposible defenderse contra varios de ellos… el Estado Islámico puede superar las anteriormente impenetrables defensas estáticas mediante un uso calculado y concentrado de ataques suicidas,” según informa el grupo Soufan. “El Estado Islámico tiene suficientes explosivos y voluntarios dispuestos a participar en ataques suicidas”.
Estos ataques suicidas con vehículos Humvee son lo suficientemente potentes como para penetrar las posiciones defensivas iraquíes antes de detonar. Este tipo de ataques minan la moral de las tropas iraquíes y hace prácticamente imposible mantener las posiciones defensivas sin un armamento antitanques especializado.
ISIS cuenta con más de 2.000 vehículos Humvee en su arsenal y no parece que la pesadilla de los vehículos bomba suicidas vaya a terminar pronto.

Fuente: Bussines Insider