Elisa Romera: «Mientras él, estando imputado, ha ascendido a coronel, a mí me han jubilado con 39 años»

Una nueva víctima de acoso en el Ejército visita ‘El Intermedio‘. Se trata de Elisa Romera una exmédico militar que sufrió acoso de su superior nada más salir de la Academia. Romera explica que tras aprobar la oposición en 2004, la destinaron a un regimiento de infantería en Vizcaya, donde dependía de un teniente coronel que se dirigía a ella en términos sexistas. Sin embargo, el acoso no fue sólo verbal, «también sexual y laboral«. Tras esta situación dio parte a su superior pero «no llegó a ningún lado«. Una vez en Canarias, decidió denunciar «a través de la Policía«, de ahí lo pasaron a la justicia militar y tras tres años de juicios, «se llegó una sentencia firme en la que se demostró que hubo un abuso de autoridad«. Durante el proceso, el teniente coronel fue ascendido a coronel, mientras a ella la han echado del Ejército.