El Presidente de la UMT hace balance de la misión desde Adana (Turquia)

ACTUALIDAD

A punto de finalizar mi misión en tierras turcas y por necesidad personal, os escribo unas palabras.
Excepcional. Es ahora mismo la única palabra que se me viene a la mente cuando pienso en lo que llevo realizado en estos cinco meses. Ver un trabajo para el que muchos se han preparado durante 25 años es un privilegio y un honor.
Como me gusta ser positivo en las cosas me quedo con lo mejor. Lo mejor ha sido el trabajo y la dedicación del personal de tropa. Un trabajo para el que se han preparado durante años.
Está claro que nuestra misión no igual que la de nuestros compañeros en Irak, Afganistán, Mali, etc. Su vida diaria es muy distinta pero también tenemos lo nuestro. Un trabajo de 24 horas, todos los días sin descanso del material, que no respeta fines de semana, festivos, etc. es algo muy duro de llevar y el personal de tropa está realizando este trabajo sin quejas, con orgullo y sabiendo algunos de ellos que, al llegar a España, desgraciadamente no volverán a realizarlo nunca más.
La Batería Patriot, situada en San Roque en el RAAA 74 pasa a ubicarse en Valencia en el RAAA 81. Y eso en vez de desanimarles hace que la tropa disfrute de este gran esfuerzo realizado aquí cada minuto.
Ejemplo también son de cohesión con otros ejércitos como el americano y el turco. Un gran recibimiento por parte de ambos ejércitos y una espléndida colaboración dándonos alojamiento y seguridad en nuestras zonas de vida y despliegue. Desde aquí mi agradecimiento a ambos ejércitos aunque mi recuerdo quedara siempre con el personal de la Jandarma turca con la que más estrechamente he trabajado.
Y sobre todo y especialmente mi grato recuerdo será siempre para el personal de tropa de esta Unidad. Trabajadores, fieles al mando y con una actitud envidiable ante el reto que se les encomendó. No por ello quiero despreciar en ningún caso el trabajo de los suboficiales y oficiales pero mi deber me obliga a dignificar por encima de ninguno el de los míos. LA TROPA.
Mi despliegue en la ciudad de Adana (Turquía) comenzó a mediados del mes de enero, dejando la responsabilidad de todo lo acontecido en la UMT al Secretario General y buen amigo Marcos Pérez.
Digo responsabilidad que no trabajo porque, aun estando a tantos kilómetros sigo día a día con los asuntos de la asociación, no dejando que mi trabajo diario me deje despistarme de mi preocupación por los asuntos importantes que mantenemos para todos los militares profesionales de la escala de tropa (sean socios o no).
¿Sería más sencillo hacerlo desde España? Si ¿Sería más coherente? No. Mis obligaciones para mi Patria, para el Ejército al que sirvo y para mi Unidad son lo primero, y es por ello por lo que estoy cumpliendo con mi misión. También la Patria, el Ejército, mi Unidad y la profesionalización de mi escala me hacen cumplir con mi misión como Presidente de la UMT.
La UMT no existe para crear problemas al Ministerio de Defensa ni a sus cuadros de mandos, existe para dar soluciones y siendo ejemplo como militares, de carrera o no, es como mejor lo haremos. Nunca y repito, nunca haremos nada que pueda perjudicar al Ejercito pero tampoco dejaremos que ello nos nuble la vista ante tantos problemas por solucionar aun.
La temporalidad de los empleos, la falta de profesionalización en la formación del personal de tropa y el difícil escollo creado entre oficiales,suboficiales y tropa son obligación que nos hemos impuesto a nosotros mismos. Ayudar a mejorar las condiciones profesionales y personales del personal de tropa de los Ejércitos con solucionesfácilmente realizables.
Esa tropa que teniendo un futuro incierto, un futuro en el que todo por lo que han luchado durante años al llegar a los 45 años desaparecerá con un frio “adiós”. Ser un RED (Reservista de Especial Disponibilidad) es un parche puesto a algo que necesita mejorar.
Me aburre escuchar frases como “haber estudiado más” o “si no eres permanente es porque no has querido” sabiendo que las posibilidades de estudio en determinados casos o la competitividad para conseguir una de las pocas plazas de “permanente” es enorme, por no hablar del siempre conflictivo IPEC o de la manera de conceder las medallas.
Tal vez, intentando mejorar ciertas cosas, se hayan cometido errores, pero para ello existimos.
Para ayudar a verlos y a buscar mejores condiciones. Perder a personal tan preparado durante años porque así se ha considerado lo vemos un error. Y no solo nosotros. Habría que preguntar a muchos Jefes de Unidad, Jefes de Grupo, Jefes de Compañía/Batería/Escuadra/Buque si les gustaría perder de sus filas al soldado de 45 años, fiel, preparado, profesional, que antepone su Unidad a su familia en numerosas ocasiones y que en otras tantas ha solucionado problemas que nadie sabía arreglar. Si, digo bien. La tropa arregla numerosos embrollos que nadie sabe solucionar y nunca busca el reconocimiento por ello. Essu deber.
Pero tampoco somos ciegos y vemos que, error tras error, se ha envejecido a una tropa que necesita juventud. Pero también hay soluciones a esto. Tal vez sean difíciles de considerar pero habría que verlas y estudiarlas. No porque venga de la UMT es una mala idea.
Buscamos un completo entendimiento con el Ministerio de Defensa, sabiendo que solo así conseguiremos una mayor profesionalización y más derechos para el personal de tropa, siempre sin olvidar nuestras obligaciones. No queremos una silla, nos ofende en gran medida que se nos considere un “sindicato” militar. Somos una asociación de militares de tropa, solo queremos que, dentro de nuestro amado Ejercito, se nos dé el lugar que merecemos para conseguir que nuestra Patria y nuestras Fuerzas Armadas tengan el lugar que les corresponde gracias al personal que lo integra. Y dado que el mayor número de personal lo ocupamos la tropa y
marinería, ¿por qué no concedernos el lugar que nos corresponde?
También quiero dar mi agradecimiento a aquellos que ayudan de manera desinteresada a los socios de la UMT. Esa gente que, día a día, pone su teléfono y su tiempo para atender tantas y tantas dudas y problemas que surgen, sean problemas profesionales o personales. SI, a vosotros y vosotras,sabéis a quienes digo. Gracias por vuestra labor tan importante para todos nosotros.
Y a la ONG OATM y sus componentes toda la labor que realizan para todos los militares y para la promulgación de la Defensa Nacional y de las Fuerzas Armadas. Por todo lo que habéis conseguido con gran esfuerzo. Cursos, seminarios, convenios con abogados, psicólogos, asistentes sociales y un equipo humano que ayuda a todos los componentes del Ejercito sea cual sea su escala, familiares y toda persona que teniendo o no vinculación con las Fuerzas Armadas pertenecen y colaboran con vosotros. Gracias (poco para lo que hacéis) por vuestra ayuda para nuestros socios, la cual es enorme y gratificante.

Jorge Sadaba Corral. Presidente UMT – Unión de Militares de Tropa