El jefe del Ejército del Aire: “no hay dinero” para “soportar” las misiones

El jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), general Francisco Javier García Arnaiz, ha explicado este miércoles que el “exiguo” presupuesto con el que cuentan “no hay dinero”suficiente para “soportar” las misiones en el exterior, que tienen una carga importante en mantenimiento de equipos y formación del personal en España.

   En declaraciones a los periodistas en el Cuartel General del Ejército del Aire, el general García Arnaiz ha indicado que las operaciones internacionales en sí no se ven afectadas por los recortes, ya que se financian con cargo a créditos extraordinarios. “Para lo que no hay dinero es para soportar las misiones”, ha apuntado.

   En concreto, ha recalcado que la participación en misiones internacionales implica un esfuerzo importante en mantenimiento de equipos e infraestructuras y en formación al personal, que dependen del presupuesto ordinario.

   Entre otras cosas, la escasa financiación implicará que el Ejército del Aire tenga menos capacidad de rotación del personal que mantiene desplegado en el exterior, según ha apuntado.

   No obstante, el general ha explicado que una vez comience la salida de Afganistán, si se hace una operación de repliegue, en la que el Ejército del Aire tendría un papel importante, su financiación se garantizaría a traves de los fondos con los que se pagan las misiones internacionales.

   El Ejército del Aire mantiene desplegados unos 500 militares en Afganistán, principalmente en Herat, y también contribuye a la operación de lucha contra la piratería en Afganistán, con un destacamento en Yibuti.

   El JEMA ha afirmado que el presupuesto con el que contarán para 2013 –851,98 millones de euros, un 8,79% menos que este año– es “muy exiguo”, aunque ha añadido que no son “un ente especial”, son conscientes de la situación y se solidarizan con el resto de los ciudadanos. El “gran problema” que tienen las Fuerzas Armadas es, a su juicio, que sus presupuestos vienen disminuyendo “desce hace mucho tiempo”.

   Y la consecuencia, ha explicado, es que si no hay “suficientes fondos” para “mantener equipos, aviones y radares” ni para el entrenamiento del personal, puede acabar disminuyendo la “capacidad de reacción” hasta que se llegue al “mínimo aceptable”. Según el general, el Ejército del Aire todavía no ha llegado a esta situación, aunque está “cerca”.

   Por lo pronto, tienen que “priorizar” y tomar decisiones para afrontar la situación, lo que se traduce en primer lugar en rebajar el número de horas de vuelo que alcanzarán sus pilotos y que para 2013 se prevé que estará en entre 60.000 y 65.000, como este año, cuando se estima que la cifra de horas para entrenarse “adecuadamente” está en 85.000.

“ALGUNOS PILOTOS NO VAN A VOLAR”

   Según ha explicado el JEMA, esto va a “suponer que haya pilotos que no van a volar”, porque el Ejército del Aire no puede “volar en riesgo” y no puede aceptar que los que vuelen lo hagan “sin preparación suficiente”.

   Así, habrá un número de pilotos que cumplan con las horas de vuelo que les garanticen alcanzar “todas las capacidades” y otros estarán sometidos a un “sistema de reentrenamiento” que se va a implantar para garantizar que, mediante un número limitado de entrenamientos, no pierdan todas las aptitudes y mantengan su acreditación.

Fuente: Europa press