El Gobierno pide ayuda a la OTAN

El Gobierno español ha pedido ayuda a la Alianza Atlántica para solventar el grave problema de salud pública generado por el coronavirus COVID-19. Y lo hace pidiendo medios al Centro de Respuesta ante Desastres de la OTAN, y ayuda para los miembros de las Fuerzas Armadas españolas implicadas en el operativo. La única discrepancia observada en el mensaje de solicitud de ayuda lanzado por el Ejecutivo es el inicio de la pandemia, que el mismo fija como el 9 de marzo, a pesar de las demostradas discrepancias surgidas en este aspecto a nivel cientifico y sanitario que fijan el inicio de la pandemia en nuestro país a mediados del mes de febrero, pero que el Ejecutivo desoyó incluso viniendo de la OMS – Organización Mundial de la Salud.

Entre las cifras de medios solicitados se piden para auxiliar a las Fuerzas Armadas españolas 150.000 respiradores FFP3, 300.000 respiradores FFP2, 1.000 termómetros infrarojos, 5.000 protectores faciales, 10.000 protectores oculares, 1.500.000 millones de mascarillas quirúrgicas, 120.000 guantes y 500.000 test rápidos de COVID-19, entre otras cosas. Sin duda a la vista de la gran cantidad de medios solicitados la pandemia no parece estar bajo control, sino todo lo contrario a juicio de la petición de material proporcionado por la OTAN y en otro ámbito por las autorizades sanitarias, el brote parece estar desbocado y nuestras Fuerzas Armadas indefensas ante dicha contengencia, de ahi la petición de ayuda al ente supranacional.