El Gobierno autoriza a Defensa a acometer nuevos Programas Especiales de Modernización

DEFENSA-OKEl Consejo de Ministros aprobó el viernes la autorización al Ministerio de Defensa para “adquirir compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros en función de la necesidad de atender a reprogramaciones, ajustes de anualidades y nuevos proyectos correspondientes a Programas Especiales de Modernización“.

Esta medida, a propuesta del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, facilitará según explica la referencia del Consejo de Ministros, “la gestión contractual de los Programas Principales“. La anterior autorización al Ministerio de Defensa a adquirir compromisos de gasto para ejercicios futuros se produjo por acuerdo del Consejo de Ministros del 23 de diciembre de 2009, relativa a los Programas Especiales de Modernización para los años 2014 a 2025.

La referencia anuncia la autorización para afrontar “nuevos proyectos“, pero centra las explicaciones en la reprogramación de los Programas Especiales de Modernización, presentada en mayo por el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, subrayó, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el “esfuerzo conjunto de los Ministerios de Defensa, de Industria y de Hacienda” y de las empresas del sector para diseñar esta reconducción, con la que se ha fijado la factura total de los programas en 29.479 millones de euros hasta el año 2030. El proyecto “restablece la credibilidad ante los socios europeos y define un escenario de recuperación y optimismo para la industria a medio plazo“, insiste el Gobierno.

La reprogramación resulta equilibrada, realista y solidaria, de manera que contribuye a los objetivos de la economía española“, añade la referencia del Consejo de Ministros, que insiste en que “modula el impacto en el déficit y reduce las necesidades de financiación con el impacto mínimo posible en la industria de Defensa“. Además, concluye, “alinea la reprogramación financiera con el planeamiento militar y mejora la eficiencia y el control de los sistemas de adquisición de armas“.

Fuente : atenea