El Ejército de Tierra necesita más de 300 carros de combate y 2.500 vehículos 8×8 para las nuevas Brigadas Polivalentes

escudo-tierraEl Ejército de Tierra necesita entre 240 y 320 carros de combate, de 2.000 a 2.500 vehículos 8×8 y de 2.400 a 3.200 vehículos con diferentes capacidades, como mínimo, para cubrir las necesidades de las 8 Brigadas Operativas Polivalentes en las que va a convertir su estructura actual, según los cálculos del coronel Francisco Fernández Mateos, que fue jefe del programa Pizarro / Centauro y que en la actualidad es asesor técnico de Mantenimiento de Vehículos de EXPAL.

La configuración ideal de estas Brigadas, según explicó en diciembre el Ejército de Tierra en su página web, sería «un batallón de plataformas de tiro tenso, sobre ruedas o cadenas; dos batallones sobre el futuro vehículo de combate (tipo 8×8, según las tendencias actuales); un batallón dual con la capacidad 8×8 más los medios y el adiestramiento necesario para ser aerotransportado; y, por último, una unidad de reconocimiento, tipo grupo, con capacidades de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento (ISR)».

Fernández Mateos ha explicado, en una conferencia en el salón SYMDEX 2013, que las necesidades de los carros de combate, se cubrirían con las existencias actuales de Leopardo y los Centauro y ha destacado a los ‘Aníbal’ y los ‘VAMTAC’ como dos de los vehículos con capacidades diferentes de los que el Ejército de Tierra necesitaría, en total, más de 3.000.

De cualquiera manera, la reconversión de la actual estructura del Ejército de Tierra en las 8 Brigadas Polivalentes es, en este panorama presupuestario, muy complicado de materializarse. Por eso, y porque la consecución de las Brigadas Polivalentes «no se alcanzarán de la noche a la mañana», el Ejército de Tierra ha diseñado dos modelos de transición, uno basado en vehículos de ruedas y otro de cadenas. «En la medio-ruedas, los batallones 8×8 estarán equipados con los medios actualmente disponibles -Blindado Medio Ruedas (BMR), Vehículo de Alta Movilidad Táctico (VAMTAC), Lince, RG-31, etc.- y la medio-cadenas se dotará con los vehículos de cadena existentes en inventario -Pizarro, TOA (Transporte Oruga Acorazado), Leopardo, etc», destacaba el Ejército en el comunicado en el que anunciaba la creación de estas Brigadas.

La empresa EXPAL propone que, entre 2015 y 2025, mientras se pone en marcha la fabricación de los modelos básicos del vehículo 8×8 (VCI – vehículo de combate de infantería; VCPC – de puesto de mando; y VEC – de exploración de caballería), Defensa modernice «los blindados necesarios (M-113, BMR, RG-31, LMV.) para alargar su vida operativa hasta que sean sustituidos por los VBR 8×8». Esta sustitución se concretaría entre 2020 y 2040, con el desarrollo «de todas las versiones necesarias de la familia VBR 8×8 (portamorteros, cazacarros, recuperación, ambulancia, combate de zapadores, etc), hasta cubrir las plantillas de las 8 BOP».

La empresa presentó ayer su plan de modernización del M113 TOA (Transporte Oruga Acorazado), con el que se alargaría la vida operacional del vehículo «al menos 10 años». Expal justifica que el TOA «es el vehículo de apoyo ideal para el Pizarro», aunque reconoce que su principal inconveniente es su bajo nivel de protección y que su motorización actual implica limitaciones de carga, unos problemas para los que presenta una propuesta «con un coste muy inferior al de la adquisición de un nuevo vehículo» y que se podría completar en un plazo corto de tiempo.
Las mejoras que EXPAL propone se concretan en el «M113 E4», que incluye, entre otros, la modernización del motor, la transmisión, los cardanes y pasos finales, el sistema de refrigeración con ventilador y el sistema de Toma de Aire y Escape. Además, el plan incluye la renovación del casco, la posible incorporación de depósitos externos y la mejora de la protección, con unos «paneles de 22mm de cerámica compósita con OVERLAP de acero blindado».

Fuente : ateneadigital

Carmen D

Los comentarios están cerrados.