El detenido en Narón por hacer apología del terrorismo yihadista fue militar

Agentes de la comisaría general de información de la Policía Nacional detuvieron el martes por la noche en Narón a un hombre acusado de delitos de apología del terrorismo yihadista y de menosprecio y humillación a las víctimas. La operación, que ha culminado con este arresto, ha sido dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 1 y por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, tribunal encargado de los delitos relacionados con el terrorismo en el Estado.

Según ha informado el Ministerio de Interior, el detenido es propietario de un local comercial y también de una tienda a través de Internet, que era la que utilizaba para distribuir por toda España y Portugal material confeccionado por él mismo rlacionado con el Estado Islámico. El hombre vendía, en concreto, camisetas con imágenes de atentados cometidos por DAESH, así como otras prendas de ropa con los emblemas de este grupo terrorista y el de la organización Harakat Sham al Islam.

Según ha confirmado este periódico, el detenido, de 40 años de edad, fue militar de profesión y reside en la parroquia de Xuvia, mientras que su negocio, Serigrafía Río Xuvia, está ubicado en A Gándara, a escasos kilómetros y en el mismo municipio de Narón. Tras dejar la Armada, abrió una tienda de serigrafía en las inmediaciones del puente de Xuvia, en el municipio de Neda, y después se trasladó al local actual. Los agentes registraron el establecimiento -situado entre Alcampo y Odeón-  en presencia del detenido, con un amplio despliegue que sorprendió a los vecinos, y también su domicilio, situado en el número 1-3 de la carretera del Trece, en la parroquia de Santa Rita de Xuvia.

El detenido, con una intensa actividad en las redes sociales, alimentaba entre sus seguidores y simpatizantes actitudes de odio y violencia publicitando y difundiendo mensajes radicales de varias organizaciones terroristas. Según los investigadores, estos mensajes podrían incitar a cometer actos terroristas. Además, a través de la red, exponía un ideario en el que justificaba el odio y la crueldad, elementos comunes de las organizaciones a las que enaltecía.

Según informa el Ministerio del Interior, en su perfil de Facebook llegó a publicar una imagen previa a la ejecución del cooperante/voluntario británico Alan Henning acompañado por su verdugo y por la bandera del autoproclamado Estado Islámico (DAESH). Con esta imagen confeccionó camisetas que tenía a la venta en su dos tiendas. En el registro del domicilio y del local comercial del detenido se ha intervenido material informático y diversa documentación, todo ello pendiente de ser analizado.

El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, lo interrogará este jueves.

«Califato de Xuvia»

En Facebook, al lado de su nombre propio aparece -este miércoles aún se podía ver en la red- su autodenominación como «Aiatola Al-Xuviani», además de un escudo propio de su localidad, supuestamente confeccionado por él, bajo la denominación de «Califato de Xuvia», en el que figuran una gaita y un sable árabe entrecruzados. La detención de Octavio Cadelo se produjo en la noche del martes en el marco de una operación en la que participaron agentes de la Comisaría General de Información, con la colaboración de las Jefaturas Superiores de Galicia y Andalucía Oriental, bajo la dirección del titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 y coordinados por la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Tras proceder a su arresto, los agentes efectuaron un registro en la tienda Serigrafía Río Xuvia, en presencia del detenido, y también en su domicilio, situado en el número 1-3 de la carretera del Trece, en la parroquia de Santa Rita de Xuvia, que se prolongaron hasta primeras horas de la mañana de ayer.

Estas actuaciones, en las que se intervino material informático y diversa documentación, se llevaron a cabo en el marco de una operación policial contra actos de menosprecio y humillación a las víctimas de los delitos de terrorismo y la ejecución de actividades de apología, difusión y apoyo del ideario de organizaciones yihadistas.

Ideario de odio y crueldad

Según la información facilitada por el Ministerio del Interior, el detenido difundía en Internet mensajes radicales de varias organizaciones terroristas, alimentando entre sus seguidores y simpatizantes actitudes de odio y violencia.

También exponía un ideario en el que justificaba el odio y la crueldad, elementos comunes de las organizaciones a las que enaltecía. Así, en uno de sus comentarios compartido en las redes sociales justifica la gente quemada viva o las decapitaciones como actos propagandísticos y políticas de terror revolucionario como las que consiguieron detener la ofensiva kurda en Mosul y la de los asadistas en Aleppo.

Los investigadores sostienen que todos estos mensajes que el detenido lanzaba a través de Internet podrían incitar a cometer actos terroristas a quienes los leyesen.

Tras estar un tiempo en la Armada, el detenido abrió una tienda de serigrafía en las inmediaciones del puente de Xuvia, en el municipio de Neda, y después se trasladó al local actual, en el que fue detenido, en la parroquia naronesa de A Gándara.