EEUU: Sube a 19 la cifra de militares arrestados en California por tráfico de indocumentados y drogas

La agencia militar que investiga un caso de marines en California presuntamente involucrados en el tráfico de personas en la frontera y delitos relacionados con drogas confirmó a Univision Noticias que ahora son 19 infantes de marina los que están bajo custodia, luego de sumar tres a los detenidos inicialmente.

El Servicio de Investigaciones Criminales Navales (NCIS), un organismo que pertenece a la Infantería de Marina de Estados Unidos (USMC), no ha dado más detalles sobre qué hacían los acusados de transportar indocumentados.

La razón para no revelar esta información es para proteger a los testigos, el desarrollo de sus averiguaciones, así como el proceso legal, según explicaron. Además, señalaron que se desvelarán más información una vez que se hayan interpuesto acusaciones penales contra los implicados.

«NCIS arrestó a 18 marines y a un miembro de la Naval en relación con una investigación en curso sobre acusaciones de contrabando de personas y delitos relacionados con drogas», señaló Jeff Houston, vocero de la dependencia militar, en un comunicado enviado a esta redacción.

El portavoz indicó que la Primera División de la Infantería de Marina, con sede en Camp Pendleton y a la cual pertenecen la mayoría de los detenidos, está cooperando con el caso.

Houston subrayó que la NCIS «está dedicada a investigar acusaciones sobre actividades criminales que representan una amenaza para el compromiso de la Infantería de Marina y la seguridad de los estadounidenses».

Por su parte, Kendra Motz, vocera de la Primera División de la USMC, indicó que la dependencia no comentará más al respecto hasta que la investigación haya culminado.

Durante la formación matutina del jueves pasado en la base militar Camp Pendleton, en el condado de San Diego, los investigadores arrestaron a 16 marines y los trasladaron a barracas de detención de dicha instalación militar, localizada a 62 millas de la frontera entre Estados Unidos y México.

Oficiales también interrogaron a otros ocho efectivos de la USMC por delitos relacionados con drogas. Ninguno de los militares detenidos se encontraba entre los 6,600 soldados asignados para reforzar los operativos de vigilancia en la frontera suroeste, afirmó la USMC en un comunicado.

La Infantería de Marina indicó que las detenciones están ligadas a una investigación derivada del arresto de dos marines el pasado 3 de enero en el área de San Diego. La Patrulla Fronteriza los puso bajo custodia alegando que ese día transportaban a tres mexicanos sin papeles.
Acusados de llevar tres mexicanos que pagaron $8,000

Los marines Byron Darnell Law II y David Javier Salazar-Quintero fueron sorprendidos por oficiales migratorios el 3 de julio cuando llevaban en un vehículo BMW a tres mexicanos que ingresaron a EEUU sin autorización.

Los descubrió un agente fronterizo que observó huellas en la tierra que llegaban hasta el auto de los soldados, el cual se detuvo en la carretera 8, cerca de Jacuma Hot Springs, un corredor que suele ser usado por bandas de traficantes de personas. El vehículo fue detenido más adelante. Al preguntar el estatus migratorio de sus ocupantes detectaron que tres indocumentados iban en la parte trasera.

Al ser interrogados, los militares se culparon uno al otro. Law declaró que fue Salazar-Quintero quien le ofreció el trabajo de recoger indocumentados. Mientras que el otro aseguró que su compañero lo metió a esa actividad ilícita y que le presentó a un «reclutador», con quien se reunía en una tienda llamada Between The Sheets y en su apartamento.

Salazar-Quintero contó que el «reclutador» lo envió cuatro veces a recoger migrantes a Jacumba Hot Springs. Un día antes de su arresto le ofreció 1,000 dólares por transportar a un migrante, al cual recogió en el acotamiento de la autopista 8 y lo dejó en un estacionamiento de McDonald’s en Del Mar. Según documentos judiciales, las instrucciones se las dio un hombre desde México.

Pero esa vez no le pagaron. Por eso tomó otro encargo al día siguiente, confiado en que ganaría más dinero. La suerte, sin embargo, no jugó a su favor: él y Law terminaron tras las rejas. Los tres mexicanos que llevaban declararon que pagaron 8,000 dólares para que les ayudaran a cruzar ilegalmente a EEUU.

Ambos enfrentan cargos de transporte de indocumentados «con fines de lucro». Se declararon inocentes en una corte federal de San Diego, California.

Estos militares detenidos desde el jueves en California se suman a por lo menos nueve efectivos de las Fuerzas Armadas de EEUU que han sido arrestados desde 2014 por transportar indocumentados en California y Texas.

Su modus operandi fue similar: usaron sus uniformes y credenciales oficiales para tratar de cruzar retenes fronterizos y llevaban a los migrantes en los asientos traseros de sus autos.

Fuente: Univisión