EEUU proyecta uniformes invisibles

BREVES

Los materiales furtivos ya existen, pero no han estado disponibles para el humilde soldado de a pie. «Mientras que existe una amplia variedad de materiales compuestos absorbentes de radar (RAM) para refugios y vehículos, actualmente no hay opciones efectivas y ligeras para mitigar la detección de GSR de un soldado a pie», señala el Ejército de EE.UU.

Primero fueron los cazas furtivos que no aparecían en el radar. Ahora, el Ejército de Estados Unidos quiere uniformes que permitan a las tropas de tierra escapar de la atención de los ojos electromagnéticos.

El radar se ha convertido en una parte integral de la guerra terrestre, lo que hace que sea mucho más difícil para los soldados esconderse en el campo de batalla. Por ello, el Ejército quiere que los uniformes estén hechos de un material que absorba las ondas de radar en lugar de reflejarlas.

«La tecnología de absorción y blindaje de radares ha suscitado un interés creciente debido a los recientes avances en la guerra electrónica y las capacidades de detección del enemigo, lo que hace que las fuerzas estadounidenses, especialmente las de infantería, sean vulnerables a la detección en todo el espectro electromagnético», según una nueva solicitud de investigación del Ejército.
«En los mercados militares existen radares avanzados de vigilancia del campo de batalla y del suelo (BSR/GSR) que son muy eficaces, portátiles y automatizados para la vigilancia de grandes áreas».

En concreto, el Ejército quiere un tejido que absorba las ondas de radar en las bandas de frecuencia Ku y X. «Los prototipos deben demostrar su capacidad en laboratorio y sobre el terreno en las bandas de frecuencia X y Ku a distancias de hasta 12 kilómetros», dice el Ejército.

Sea cual sea el material que se diseñe, los soldados que lo lleven estarán tranquilos al saber que el tejido debe ser flexible, duradero y transpirable. Debe adaptarse a temperaturas de entre -34 grados C y 51 grados C (-30 y 125 grados Fahrenheit), y soportar climas húmedos y mojados.

El proyecto de uniformes a prueba de radares del llega en un momento en que los científicos han desarrollado capas de «invisibilidad», utilizando un material que no interactúa con las ondas de radar.

Fuente: web