Dos cabos de la Legión condenados a cárcel por vejaciones a aspirantes

LEGION-ESCUDOLa Sala de lo Militar del Tribunal Supremo ha confirmado la condena de prisión contra dos cabos, instructores de la Brigada de la Legión, por vejaciones y maltratos físicos a aspirantes durante su proceso de adiestramiento.
Los acusados A. I. F. y D. L. B. cumplirán condenas de tres años y dos años y siete meses de prisión respectivamente, tras un pronunciamiento del Supremo que apenas modifica en un mes y medio la sentencia dictada antes por el Juzgado Territorial Militar Segundo.
Según la sentencia, los acusados “crearon un ambiente generalizado en el que era norma común la utilización de correcciones físicas hacia los aspirantes, tales como pechazos (golpes secos, dados con uno o ambos puños, en el pecho), bofetadas, patadas en los costados mientras los aspirantes realizaban flexiones y collejas”.

Advertencias Los hechos probados recogen varios episodios con aspirantes a la Brigada de la Legión entre los años 2008 y 2009. Además, también insultaban y vejaban a los soldados. “Proferían insultos: sois unos mierdas, basura, no valéis para nada, hijos de puta, cabrones y mariconas”, añade la resolución judicial.
El Juzgado Militar Territorial menciona “una falta de un adecuado y efectivo control por parte de los mandos de la unidad”, si bien subraya especialmente que los responsables de la Legión ordenaron que el trato fuera siempre correcto y acorde a los reglamentos establecidos. Estas “advertencias” se hicieron antes del inicio del periodo de formación de los aspirantes a legionarios en Viator. Sin embargo, a la luz de los hechos estimados por el tribunal, los avisos no surtieron efecto.
Inicialmente el juez castigó a A. I. F. a tres años de cárcel por un delito de abuso de autoridad en su modalidad de maltrato de obra a subordinado y a D. L. B. a dos años y seis meses. Sin embargo, el fiscal recurrió y el Tribunal Supremo (entre los magistrados está el ex presidente de la Audiencia Provincial de Almería Benito Gálvez) introdujo pequeñas modificaciones. La más relevante tiene que ver con el castigo a D. L. B. que sufre un ligero aumento de su condena, ahora fijada en dos años, siete meses y dieciséis días.

Fuente : lavozdealmeria