Carta abierta de un soldado del glorioso Cuerpo de Infantería de Marina

Un militar de Tropa y Marinería no cobra horas extras, un civil si, un militar de Tropa y Marineria no cobra turnicidad, un civil si, un militar de Tropa y Marinería no cobra nocturnidad, un civil si, un militar de Tropa y Marinería no cobra por realizar guardias de 24 h, un civil si, un militar de Tropa y Marinería no cobra por trabajar fines de semana y festivos, un civil si, un militar de Tropa y Marinería es despedido por cumplir 45 años, a un civil no, un militar de Tropa y Marinería por estar de maniobras o comisión cobra 2,99 euros al día y le descuentan la comida, un civil cobra 10 veces mas y no le descuentan la comida. Un militar de Tropa y Marinería puede trabajar mas de 60 h semanales y mas de 2.000 h anuales sin ser compensado de ninguna manera y un civil entre 35,7 y 40 h semanales y si supera dichas horas es compensado económicamente. Un militar de Tropa y Marinería en especial en el empleo de soldado o marinero no superan en muchísimos casos los 1.000 euros mensuales, un civil los supera con creces. Un militar no tiene derecho a huelga, a sindicarse, no puede hacer peticiones colectivas, un civil si. Un militar es privado de libertad por cualquier cosa, un civil no. Un militar puede ser sancionado por cualquier cosa económicamente y trabajar esos dias sancionado gratuitamente, un civil no. Un militar esta muchos meses fuera de su casa y de España jugándose la vida por todos vosotros para que tengais seguridad, libertad y vivir en un Estado de derecho y democrático, un civil no.  A un militar desde hace 13 años que no se le sube el sueldo, a un civil se le sube todos los años gracias a que tienen sindicatos y convenios colectivos. Un militar no puede pertenecer a sindicatos ni sindicarse e igualmente carece de convenios colectivos.

Un militar y especialmente los de la categoría de Tropa y Marinería tienen muy limitados sus derechos, en particular su derecho a la conciliación familiar siempre ligadas a las cuestionadas «necesidades del servicio», un civil no. Un militar tiene  siempre una muy alta movilidad geográfica, un civil no. Todo esto y más es lo que diferencia a un soldado de un civil, a un trabajo de la profesión militar.
Los militares también somos ciudadanos españoles y nos merecemos los mismos derechos y libertades que los demás españoles.