Cambio en la Portavocía de la AUGC

ACTUALIDAD

A partir de hoy, Juan Fernández guardia civil destinado en Tenerife en la especialidad de tráfico, se hará cargo del área de comunicación en AUGC

La Junta Directiva Nacional acordó, el pasado 9 de julio, aceptar la dimisión presentada por el hasta ahora portavoz de AUGC Juan Antonio Delgado, deseándole mucha suerte en su nuevo proyecto personal y agradeciéndole su valía y esfuerzo. La mayor organización policial de España apuesta ahora por Juan Fernández como Secretario de Comunicación para trasladar a la sociedad la problemática interna que sufre la Guardia Civil como Cuerpo de seguridad.

Juan Fernández es un guardia civil de vocación y un luchador ingénito en la defensa de los derechos de los y las guardias civiles, para que estos derechos sean consolidados y respetados produciéndose así el cambio hacía una Guardia Civil del siglo XXI.

Entre los objetivos están fortalecer el área de Comunicación para trasladar a la opinión pública, a través de los medios de comunicación o las plataformas sociales de Facebook y Twitter, la situación de los trabajadores y trabajadoras de la Guardia Civil.

Por delante varios retos importantes desde que AUGC rompiera relaciones con la DGGC. Hecho que se verá consumado con la no participación de ahora en adelante en ningún Grupo de Trabajo del Consejo o la declinación para asistir a la frivolidad de una comida entre el Director General y las asociaciones profesionales el próximo 23 de julio, desde luego AUGC no acudirá puesto que el clima existente en la actualidad con doce expedientes abiertos a dirigentes de AUGC en las últimas semanas supone un ataque a la organización y a la democracia.  Además de adoptarse medidas restrictivas en jornada laboral para recortar derechos en plena época estival o el desigual reparto de los complementos salariales (productividad) son algunas de las situaciones que han encrespado  las relaciones ya dañadas por la falta de avances en los grupos de trabajo del Consejo.

Además de confirmarse que aún aprobando una Ley de Personal para la Policía Nacional que no gusta a oposición ni sindicatos policiales, esta nueva norma ahonda las diferencias existentes entre los dos cuerpos de seguridad estatales, algo que se aleja de manera diametralmente opuesta a la dirección que deberían seguir los acontecimientos, dejando el Partido Popular, con el Director General de la Guardia Civil a la cabeza, a los agentes de la Benemérita a la cola de los policías con menos derechos y peores condiciones laborales.

Mención especial al recordar que se ha modificado el Código Penal Militar para que vuelva a ser de aplicación a los guardias civiles mientras ejercen funciones policiales, algo que no puede ser permitido en un Estado de Derecho con garantías.

Fuente: AUGC