Buscando filtradores de documentos

Ha sido la gota que ha colmado el vaso. La filtración del documento ‘Visión 2025’ ha provocado la incredulidad y la indignación de Pedro Morenés y del Jefe de Estado Mayor de la Defensa. El Ministerio ha iniciado una investigación para detectar filtradores.

“Que cada palo aguante su vela”. Así valoró el ministro Morenés la filtración de parte del documento reservado ‘Visión 2025’ en el diario El País justo el día en que comparecía ante la comisión de Defensa del Congreso. Se adelantaba el recorte de 15.000 militares y la desaparición de dos de las ocho brigadas que tiene actualmente el Ejército de Tierra.

El ministro tuvo que pedir disculpas a los diputados por la publicación de algunos detalles del borrador, que ni siquiera ellos conocían hasta entonces. Una situación que, según fuentes del equipo de colaboradores de Morenés, le resulto “extremadamente incómoda”.

Desde que se encuentra al frente del Ministerio de Defensa, Morenés ha transmitido a sus colaboradores su incredulidad por las filtraciones de hechos relevantes, decisiones y documentos secretos y confidenciales a los medios de comunicación. Pero ante los últimos episodios puede hablarse ya de “indignación” del ministro.

Morenés encarga una investigación

El “agujero de seguridad” existente en el ministerio y en el Estado Mayor de la Defensa, tal y como lo definió este fin de semana en Santander el Jemad Francisco García Sánchez, ha supuesto la apertura de una investigación a nivel interno para detectar el origen de la filtración.

Visión 2025’ es el documento en el que se recoge la hoja de ruta que guiará la restructuración de las Fuerzas Armadas españolas durante la próxima década. El informe, encargado por Morenés al Jemad, sólo había circulado por altas esferas, por lo que la preocupación ante la filtración es aún mayor. Algo similar ocurrió cuando ECD publicó el borrador con los recortes previstos para el Ejército de Tierra.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el ministerio ha puesto en marcha una serie de medidas para detectar el origen de filtraciones. Las asociaciones de militares son claro objetivo de esta investigación, a pesar de que nada indica que se encuentran tras este último episodio.

Documentos con ‘trampa’

Tal y como cuentan fuentes militares a ECD, Defensa está enviando ciertos documentos sobre los que está trabajando conjuntamente con diversas asociaciones “de forma escalonada”.

Es decir, se envía a una asociación, se espera un tiempo, se envía a otra, se espera otro periodo, y así sucesivamente, para cotejar la fecha del envío con la de su posible publicación en un medio de comunicación.

Según fuentes de una asociación consultada por ECD, se han detectado incluso “ligeros cambios en la redacción de los documentos”, de forma que sabiendo qué texto se ha mandado a cada uno de los organismos puede detectarse quién ha filtrado un texto cuando este aparezca en la prensa.

Fuente: ECD

 

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: