Aumenta el numero de denuncias por corrupcion en las Fuerzas Armadas

Desde el Ministerio de Defensa se ha constatado que en sus unidades cada vez estaban más dispuestos a presentar pruebas de supuestos casos de corrupción de sus mandos, animados en parte por los datos que iban haciéndose públicos por aquel entonces de ciertas corruptelas en distintos acuartelamientos de toda España.

Hablan, por ejemplo, del caso de las facturas falsas para pagar whisky y mariscos en una residencia militar. O el más reciente caso de dos tenientes coronel que cobraron comisiones a al menos 13 empresas que trabajaban para Defensa.

Las previsiones se han cumplido, y según admiten fuentes militares que trabajan dentro del organigrama de compras de Defensa, cada vez son más las denuncias anónimas que se reciben en el Ministerio informando de irregularidades.

Lo que antes eran “hechos aislados”, ahora se ha convertido en algo “habitual”. La mayoría de ellas se reciben en el departamento de la Dirección General de Asuntos Económicos –en asuntos en los que medie el cobro de comisiones- y del Mando de Personal –cuando se trata de cuestiones sobre actuaciones personales cuestionables-, según aseguran fuentes militares.

Sin embargo, las voces consultadas en Defensa consideran que las denuncias de corrupción o irregularidades en procesos de compra irán reduciéndose poco a poco, paralelamente a la centralización de compras que están llevando a cabo los tres ejércitos y el Ministerio.

Desde algunas asociaciones militares también confirman que las denuncias anónimas han aumentado en los últimos meses, “a pesar” destacan “de que no existe un cauce oficial en el Ministerio” para canalizar estas delaciones.

Según aseguran, hace tiempo que vienen solicitando la creación de un sistema de denuncias anónima que permita poner en conocimiento este tipo de actuaciones irregulares en los cuarteles de España.

Proponen inspirarse en el sistema argentino, cuyo Ministerio de Defensa ha creado una Dirección de Transparencia Institucional que permite a los militares poner en conocimiento de superiores cualquier hecho delictivo que detecten. Para ello disponen de un correo electrónico, un teléfono específico, un buzón físico y un formulario en la web.

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola