AUME denuncia la preocupante deriva de Morenés hacia la restriccion del derecho de asociación

ACTUALIDAD

La Asociación Unificada de Militares Españoles, AUME, ante el proyecto de orden ministerial que ha preparado el Ministerio de Defensa, por medio del cual se dictan normas por las que se regulan los medios para el ejercicio del derecho de reunión de los militares y de las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas, ha manifestado en el día de hoy, en la reunión celebrada en la comisión no permanente del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, su radical oposición al mismo.

La deriva del texto presentado por la Subsecretaría de Defensa no es aceptable. La regulación que se hace del derecho fundamental de asociación trastoca el régimen regulatorio del mismo, orientándolo hacia la prohibición o limitación injustificada de su ejercicio. De esta manera, por ejemplo, para la celebración de reuniones en las unidades se establece el requisito previo de la autorización del jefe de la misma, en clara y manifiesta contravención del núcleo esencial del derecho y de la consolidada doctrina del Tribunal Constitucional que solo exige la comunicación.

La petición de “autorización” exige, además que se haga constar la finalidad de la reunión y el medio por el que se va a difundir la convocatoria. Ante una denegación, se impide acudir directamente a órganos judiciales. Hay que recurrir obligatoriamente ante el superior jerárquico de quien la dictó, creando un paso previo a la obtención de tutela judicial efectiva que la hace ineficaz. Hay que recordar que cuando se prohíbe una reunión, son los tribunales de justicia quienes analizan si tal decisión es o no ajustada a Derecho.

Se establece la censura previa de los documentos informativos que las asociaciones profesionales puedan colocar en los tablones de anuncios en las diversas dependencias. El uso de los locales será “controlado” por Delegados o Subdelegados de Defensa, como si los militares, que en muchas ocasiones se juegan la vida, fueran menores de edad.

No está permitido el uso de las redes de información a través de la “intranet” del Ministerio de Defensa, en la que únicamente se permite ubicar un enlace de la asociación, anclado obligatoriamente en la página web del órgano central y no en la de los Ejércitos, Armada y Estado Mayor de la Defensa.

Se prohíbe a los representantes de las asociaciones profesionales estar en su unidad de destino cuanto estén haciendo uso de su crédito de tiempo asignado y se les prohíbe además, el uso de los medios de su unidad. Es decir, se les obliga a no poder estar en la unidad en esos momentos, lo que no tiene ningún sentido y carece de toda justificación.

El abuso de la consideración de “uso oficial” de las actas e informes en las que se documenten las sesiones del Consejo de Personal de las Fuerza Armadas es otra de las cuestiones que AUME ha objetado al proyecto. AUME entiende y considera que es obligada su publicación para cumplir con los principios de trasparencia y buen gobierno y para que lo que allí se debata sea conocido por los miembros de las Fuerzas Armadas y por la sociedad a la que esta sirve.

En definitiva, el proyecto de orden ministerial afecta gravemente a derechos fundamentales como son el de reunión, libertad de expresión e información y asociación profesional. AUME hará uso de los medios pertinentes en derecho para evitar que dicho proyecto se convierta en realidad.

Fuente: AUME