Argentina: El “olvido” de ex militares generó tensión en el debate

De los cinco testigos que declararon ayer durante la tercera jornada del debate por delitos de lesa humanidad que se desarrolla en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal, contra Darío Otero Arán, Enrique Henzi Basso, Jorge Isaac Ripoll, Carlos Ricardo Ruiz y Roberto Sergio Mujica, los testimonios de dos de ellos, Hugo Padovani y Rodolfo Dick, provocaron tensión debido a sus “olvidos” ante preguntas claves de la querella. Padovani, ex militar y pariente de la familia de la desaparecida Yolanda Borda, fue careado con Fresia Borda, hermana de la víctima, ya que contó una versión un poco distinta a la relatada anteriormente. Los alegatos se escucharán el próximo viernes 23.

El primero en hablar fue Padovani. Según había relatado la familia Borda, el ex militar había llegado a su casa de Belén la misma mañana del día en que fue secuestrada Yolanda, el hombre había llegado con una pistola en la mano y les habría dicho que Henzi Basso estaba a cargo del operativo. No obstante, el hombre señaló ante los jueces que llegó varios días después y que no les dijo que fue Basso el responsable. La querella propuso un careo entonces con Borda, que se llevó a cabo de inmediato. Como resultado, solo se entendió que la familia no podría haber sabido nunca el nombre del responsable de aquel operativo y Padovani, si bien no afirmó, tampoco negó lo que le decía su prima.

Posteriormente Dick, quien fue llamado por la defensa como General Retirado y que prestó servicios en el Regimiento Aerotransportado 17 de Catamarca, relató primero con lujo de detalles las relaciones y cargos de aquel momento, pero comenzó a “desconocer” y responder con generalidades cuando los querellantes continuaron el interrogatorio. “Nunca me puse a analizar por qué se concretó el golpe, era muy joven”, “No sabía que el país había sido zonificado”, “No recuerdo que la policía haya trabajado para el ejército”, dijo también pese a que se le mostró un acta de un supuesto “censo” en donde además de Mujica firmaba un policía. El militar retirado, quien se jactó de ser doctor en historia, no pudo definir lo que era la lucha contra la subversión ni la denominada “comunidad informativa”, generando malestar ya que a las preguntas culminó respondiéndolas con un “no recuerdo”.

También prestó declaración Estela Assaf, hija del hombre que le comunicó a la familia Borda que su hija había sido vista en el Arsenal Miguel de Azcuénaga de Tucumán. La mujer aseguró que su padre, secuestrado por el responsable de la SIDE de Santiago del Estero, había sido llevado hasta allí, confirmando de esta manera que los detenidos de provincias como Catamarca o Santiago eran llevados a Tucumán, con quienes sí mantenían vínculos en estos casos.

El debate pasó a un cuarto intermedio para el viernes 23 de octubre, cuando se escuchará al último testigo propuesto por la defensa y se expondrán los alegatos.

Fuente: Elancasti