AME critica a los organizadores del curso de Estado Mayor por invitar a Juan Carlos Monedero

La asociación de militares retirados AME – Asociación de Militares Españoles, protestó el pasado día 22 de enero de 2019 por la invitación que había cursado el Curso de Estado Mayor que se imparte a los Oficiales españoles en el CESEDEN – Centro de Estudios Superiores de la Defensa y a la que fué invitado el fundador de PODEMOS D. Juan Carlos Monedero Fernandez en calidad de politólogo y conferenciante.

Para dicha asociación la asistencia de una persona como el profesor Monedero es una ofensa por los posicionamientos que el mismo mantiene sobre las Fuerzas Armadas, tildandolos de «indigno y sentir verguenza» de que halla pisado el «zaguan» del CESEDEN. La ponencia del Sr. Monedero se encuadra dentro de un ciclo de conferencias de la Universidad Complutense, en la que el exdirigente de Podemos es profesor de Ciencia Política.

Para AME sin embargo es indigno por sus «antecedentes de supuesta corrupción, fundador de un partido contrario a la unidad de España o amigo de los terroristas«. Pero a pesar de las protestas de AME el Ministerio de Defensa ha publicado que la ponencia se desarrollaba dentro del convenio existente desde 2015 entre Defensa y «La Complutense» y en el marco de «la asignatura de Ciencia Política y Políticas Públicas y la Universidad es la responsable de la elección de los profesores«.

Observandose una vez más que dicha asociación de militares retirados, ajenamente a los postulados profesionalizados de las asociaciones de militares en activo presentes en el COPERFAS, hace proclamas que el resto de asociaciones militares, ni comparten, ni siguen por enmarcarlos en el sector más reaccionario de las Fuerzas Armadas. Tal y como ocurrió cuando apoyó el Manifiesto de exaltación al ex dictador D. Francisco Franco Bahamonde y por ello Defensa les abrió expediente y expulso del Acuartelamiento San Nicolás de Madrid en el año 2018 donde habían disfrutado de alojamiento para sus postulados y subvenciones desde el año 2003 por valor de 19.250 €, mientras a las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas se les negaba dicha linea de subvenciones.