AMCOFAS dice que la Escala de Complemento ha sido declarada a extinguir

ACTUALIDAD
AMCOFASDentro de unas semanas saldrá la convocatoria de plazas para las Fuerzas Armadas, tanto en oficiales como suboficiales.
En esta convocatoria está previsto que de nuevo se oferten 72 plazas de acceso directo para Oficiales de Complemento.  Esto debería de considerarse una buena noticia pues implica que las Fuerzas Armadas siguen teniendo necesidad de un perfil determinado de Oficial dentro de las mismas siempre que, por un lado, se hubiese dado una solución a aquellos Oficiales que todavía no tienen resuelta su situación administrativa y, por otro, estos Oficiales, con un título universitario, se incorporasen a la Escala de Oficiales y se adheriesen al perfil de carrera marcado para estos. No hay que olvidar que, a día de hoy la Escala de Complemento no tiene marcado un perfil de carrera, dado que la CONSOLIDACIÓN no es un hecho y el personal que accede a la condición de militar de carrera no tiene del todo claro a qué atenerse en cuanto a su proyección profesional.
Desde este foro siempre buscamos la mejora de las Fuerzas Armadas en aquellos ámbitos que nos competen y consideramos que si aportamos alguna reflexión esta debe ser constructiva y motivada.  Es por eso que desde AMCOFAS estamos firmemente persuadidos de que la Escala de Complemento debe desaparecer.  Durante la Era Moderna tuvo su sentido y desde el final de la Guerra Civil hasta principios del Siglo XXI la Escala de Complemento ha aportado significativamente su fuerza de trabajo y su conocimiento en todas las ramas de las Fuerzas Armadas.  Con todo, el modelo como tal se torna ligeramente anquilosado y tiende a la extemporaneidad.
La razón estriba en que, si bien en teoría la posibilidad de tener un contingente de oficiales que se mantengan en una constante rotación proporciando un suministro regular de recursos humanos en forma de cuadros medios es, en sí misma, lógica y coherente, en el contexto actual ofrece ciertas matizaciones que tal vez habría que tener en cuenta.Así, se plantea la cuestión de por qué sólo a nivel de teniente y capitán. Si faltan tenientes y capitanes ¿por qué precisamente son estos los temporales?

Además, una vez que se plantea que estos deben de irse a la calle, o cumplir con su compromiso, se les ofrece una asignación, se les otorga la categoría de «Reservista de Especial Disponibilidad» y se les impide acceder a la Administración so pena de perder la citada asignación.  Sabemos el propósito del legislador es de procurar que el oficial de complemento que dio, en el menor de los casos, 18 años de su vida a España, no se vaya con las manos vacías, pero se echa de menos una salida que de la impresión de que ese trabajo, además, es apreciado y recompensado.  ¿Quizá una verdadera condición de reserva, ISFAS, sueldo en lugar de asignación, Seguridad Social, la posibilidad de seguir trabajando en la Administración, para el que pueda o quiera? Soluciones que, en el caso de que realmente la Administración Militar quiera prescindir de los servicios del Oficial de Complemento, se presentarían como una muestra más de protección y amparo de la Institución a sus subordinados, aunque desde AMCOFAS seguimos abogando por la CONSOLIDACIÓN.

Por otro lado, la propuesta de plazas que ofrece el Ministerio en base a la Ley 39/2007 para Oficiales de Complemento establece que estos estarán un máximo de ocho años.  Insistimos. Como Asociación no entramos ni en la valoración ni en la justificación de esas plazas, que no nos corresponde y, con toda seguridad, los estudios que se han hecho serán más precisos y contendrán más factores de los que nosotros podamos contemplar;  si bien hay dos aspectos que no podemos, objetivamente, ignorar:  sigue siendo trabajo temporal y los 72 compañeros que lleguen, una vez dentro, querrán quedarse.  Y cuando les quede uno o dos años para terminar contrato, querrán quedarse con más ganas.

Porque España tiene una realidad social muy concreta.  Más allá de que los que estamos aquí lo hacemos porque queremos, porque amamos a España y a nuestras Fuerzas Armadas, a las cuales defenderemos y nos sentimos orgullosísimos de representar, lo tangible es que en España no existen mecanismos que permitan que un Profesional de la Milicia sea llamado por las empresas en cuanto dejan de pertenercer a las Fuerzas Armadas.  Ser militar, a diferencia que en otros países de nuestro entorno, NO es un plus para encontrar trabajo.  NO debería de ser así, muy al contrario.  Desde la Asociación constatamos que en todas las Escalas y Empleos hay profesionales que se llevan de largo a otros no militares y que harían prosperar a empresas hasta límites que ni estas imaginan.  Estamos seguros de que, con el trabajo de todos, esto se revertirá en un futuro.

Y en último lugar, desde un punto de vista egoista, al Ministerio le interesa mantener la Escala.  Los nuevos escenarios, la situación mundial cambiante a cada momento y la cada vez más importante implicación de la Nación en la política mundial es un incentivo para mantener a estos cuadros medios con experiencia internacional ya probada.

Por todo lo anterior la Escala de Complemento debe de desaparecer.  Con la cabeza bien alta, con el sentir del trabajo bien hecho y el placer de haber servido en esta Escala.  Con discrección y en unos márgenes temporales que permitan una asimilación natural de sus miembros.  Con nuestra colaboración plena la CONSOLIDACIÓN de todos los Oficiales de Complemento como militares de carrera en la Escala MILCAR aparece como la solución natural, el escalón necesario, la última puerta para que la Escala de Oficiales permanezca como la única escala dentro de su categoría.

¡Que gran oportunidad para la Comisión de Defensa!
Fuente: AMCOFAS