A VUELTAS CON LA CONFERENCIA DEL JEMAD

JorgeOrtegaL conferencia dictada este jueves por el almirante García Sánchez, con la excelencia en su exposición que caracteriza todas las actividades externas del JEMAD, junto a aspectos comunes ya conocidos, siempre presentes en las intervenciones públicas de los altos dirigentes de Defensa, ha presentado algunas novedades, si no absolutas, sí claramente expresadas, y más en boca del máximo responsable de nuestros ejércitos.

Tal vez la más destacable sea la afirmación de que la prioridad operativa de nuestras Fuerzas Armadas se centra en la necesidad de disponer de una Fuerza Conjunta, dirigida desde el Estado Mayor de la Defensa, cuyas capacidades deben orientar las que se han de precisar en los ejércitos para alimentar dicha Fuerza Conjunta, y no al contrario.

La segunda novedad ha sido el reconocimiento de que el Informe 2025 que, como es conocido, no contó con el apoyo de los ejércitos en su redacción, razón por la que no era muy bien aceptado por estos, no fue más que un documento de urgencia, que respondió a una primera petición del ministro. El almirante reconoció que, en este momento, está claramente superado por el desarrollo del planeamiento en marcha. Entre paréntesis, tal vez esto sea una buena noticia para el futuro de las ocho brigadas polivalentes anunciadas por el Ejército de Tierra.

La tercera tiene que ver con el signo de los tiempos y las nuevas guerras del siglo XXI. El almirante afirmó que espera que, en el primer semestre del año que viene, puedan tener la capacidad operativa final los mandos de Vigilancia Marítima, de Defensa Aérea, de Ciberdefensa y de Operaciones Especiales, todos ellos encuadrados en la Fuerza Operativa Conjunta y, por tanto, dentro de la responsabilidad conjunta del JEMAD.

Hay un matiz de la conferencia que, tal vez, pase desapercibido para los oyentes pero que a mí me ha resultado extraordinariamente importante y por el que agradezco al JEMAD su claridad. Al citar los elementos fundamentales que deben tenerse en cuenta al pensar en nuestras FAS de presente y futuro, ha citado en primer lugar (y no por casualidad en ese lugar) el sistema de valores que caracteriza a nuestros ejércitos, entre los que concretó los de jerarquíaunidad ydisciplina. Una evidencia que, sin embargo, a veces se queda en el tintero, ahogada por las necesidades de medios materiales o personales, siempre importantes pero, para la operatividad real de un ejército, menos que los referidos valores. Gracias, almirante.

Por fin, un detalle que puede que sea menor pero que a mí me resultó muy sorprendente. En una conferencia en la que se iba a exponer públicamente la situación de presente y futuro de nuestros ejércitos, no acompañaban al JEMAD ninguno de los tres jefes de estado mayor de los ejércitos.

Fuente : ateneadigital