45Sin Despidos pide al Pleno del COPERFAS una auditoría de Defensa de la identidad de los asociados militares

La Asociación Profesional 45 Sin Despidos ha solicitado y en el Pleno celebrado el pasado día 4 de octubre se expuso por parte del Ministerio de Defensa, la petición de dicha asociación profesional de que las identidades de los militares asociados a las asociaciones profesionales fuesen verificadas por el RAPFAS – Registro de Asociaciones Profesionales del Ministerio de Defensa. El RAPFAS que nació como registro a los hechos de propporcionar los asientos de las inscripciones de altas, bajas, modificaciones y bajas de las asociaciones profesionales y sus representantes, a similitud del Registro del Ministerio de Interior que depende de la Ley Orgánica 1/2002 que regula todas las asociaciones existentes en España, a excepción de las profesionales de las Fuerzas Armadas que se relacionan con el RAPFAS mediante la Ley Organica 9/2011.

En cualquier caso las legislaciones de igual rango cimentandose el articulado de la segunda sobre el existe de la primera, en caso alguno amparan al Ministerio de Defensa a realizar auditoría alguna y emplazan a las Secretarías Generales o quienes desempeñen dicha función con otras denominaciones acorde al art. 36.7 de la Ley 9/2011 a emitir un certificado numeralo Declaración Censal, de los efectivos asociados profesionalmente a las mismas. Es evidente que acorde a la legislación de Protección de Datos existente actualmente tanto la actual de 2018 como la anterior de 1999 protegían dichos datos personales y para poder ceder dichos datos es requisito inexcusable que los encargados del fichero obtengan la autorización de los ciudadanos inscritos en dichas asociaciones, sin dicho requisito los responsables se enfrentan a denuncias del entorno sancionador de entre 40.000 € a 300.000 €. Es por ello que ha sorprendido a algunas asociaciones profesionales que el mismisimo Subsecretario de Defensa D. Alejo de la Torre de la Calle, que ostenta la titularidad delegada del COPERFAS admita a trámite evaluar dicha petición en una comisión de evaluación posterior al Pleno.

En el lado opuesto y frontal a vulnerar dicho precepto de protección de los datos personales de sus asociados se han situado algunas de las aosociaciones profesionales como ATME – Asociación de Tropa y Marinería Española o ASFASPRO – Asociación Profesional de Suboficiales por los motivos indicados de vulnerar la legislación actual y reglamento europeo. La UMT – Unión de Militares de Tropa incide en que no piensan vulnerar los datos personales de sus asociados bajo concepto alguno y menos sin contar con la autorización preceptiva de sus legítimos propietarios, pero que si existen cambios legislativos que lo posibiliten no tendrían reparo alguno en proporcionarlos a una notaría ajena al Ministerio de Defensa a los efectos de que imparcialmente fuesen revisados.

No se han pronunciado APROFAS – Asociación Profesional de Oficiales ni AUME – Asociación Unificada de Militares Españoles también presentes en el Pleno que generó el revuelo. Ni la AMTM – Asociación de Militares de Tropa y Marinería no presente en el COPERFAS igual que la originadora de este revuelo.