Sonia Español “No pido nada”

¡Uf, vaya día llevo! Desde que ayer publicaron mi artículo titulado “Haber estudiado, dicen…”, no paran de lloverme críticas por Twiter con las mismas sandeces de siempre.

¡Estoy harta! ¿Por qué tengo que justificarme yo y defenderme de los ataques de desconocidos que insinúan mi desidia y dejadez, cuando lo único que hago en el artículo es denunciar una situación que no depende de mí?

En el artículo no pido que me asciendan, no pido que me regalen la permanencia, no pido que me den una plaza en una Administración Pública, ni pido nada por el estilo. Mi intención no es otra que aclarar que no todo está en estudiar, que la situación de muchos de nosotros depende de cosas tan arbitrarias como la fecha en la que ingresaste en el Ejército o la edad con la que lo hiciste.

Si has tenido suerte y el ingreso se ha producido en un buen momento y con una buena edad, no hay ningún problema, has podido ascender a suboficial sacando un cero en el examen de la oposición y lo mismo ocurre con la permanencia. Pero si has entrado en mal momento, ahí la cosa cambia drásticamente y no has tenido oportunidades por muchos años de servicio que lleves.

Otra cosa que quise decir con el artículo y lo que realmente me llevó a escribirlo, es la dejadez de Ministerio de Defensa. ¿Cómo puede ser que se suspenda un concurso-oposición que se hace todos los años, que se ha publicado en la oferta de empleo público en el BOE y que ha sido convocado en agosto, por falta de fondos? ¿Acaso no sabían que se iba a hacer? Es un absurdo, una muestra más de la falta de respeto hacia la Tropa Profesional.

¡Basta ya! No se nos puede tratar así, somos personas normales con nuestros sentimientos y esperanzas. Somos padres, esposos y esposas, somos hijos, somos hermanos, etc., como todo el mundo, y además de eso, somos militares. No podemos permitir que se nos siga pisoteando como si fuésemos cucarachas.

No pido nada, sólo que se nos trate como a seres humanos, no pido agradecimiento por entregar mis mejores años a nuestro País, sólo quiero un poco de respeto como persona que soy y ese respeto es lo que se me niega con hechos como los del pasado miércoles cuando se suspendió el proceso selectivo de la permanencia y con las críticas recibidas. No son críticas hacia el artículo, sino hacia mi persona por no haber ascendido o no haber aprobado una oposición, qué sabrán esos que me critican de mi vida y de mi circunstancias personales y familiares.

A cada uno la vida le ha llevado por unos derroteros o por otros y le ha permitido o no hacer unas cosas u otras ¿Quién es nadie para criticar lo que he hecho o he dejado de hacer con mi vida sin tan siquiera conocerme?

Repito, en el artículo no pido nada, ni siquiera pido que se derogue la Ley 8/2006, de Tropa y Marinería, una ley discriminatoria e injusta que nos ha dejado en la total indefensión jurídica porque nuestro tipo de contrato (compromiso) solamente existe en ella y que nos ha dejado con un tipo de relación laboral que sólo existe en esta ley y por tanto los diferentes tribunales se declaran incompetentes ante las denuncias.

No pido que deje de haber militares de primera y de segunda con una única ley de la carrera militar, no pido nada… Entonces ¿por qué tanta crítica hacia mi persona?

1 Comentario

Artículo leído
  1. Juan dice:

    Compañera no decaiga y has demostrado muchos coj**es con tus comentarios además de decir verdades como puños y a los que te critican agua y ajo y que les den por c*lo a todos por que lo que pasa es que las verdades j**en y en este país más todavía.

Dejar un comentario

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
A %d blogueros les gusta esto: