Pedro Pitarch”Armas a Arabia, con gafas de lejos”

Cuando daba por cerrado el tema de la transferencia de armas a Arabia Saudita (AS), vuelvo sobre él tras oír a la ministra portavoz, doña Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros del anteayer: “se está vendiendo laser de alta precisión. No se van a equivocar matando a yemeníes”. Qué cosas hay que oír, Señor. ¿Quién le habrá fabricado a la ministra ese discurso? Porque, como afirma el general Esteban Verástegui, “la mayor precisión de los sistemas de armas ayuda a reducir los efectos indeseados, pero no los eliminan. Esos sistemas ni son inteligentes ni tontos. Simplemente baten los objetivos listados en el “targeting”. Lo que no evita los errores al confundir, por ejemplo, una boda con una reunión de terroristas o un autobús escolar con un transporte de tropas”. O que, como me recuerda mi propia experiencia, haya quien camufle objetivos militares en el interior de instalaciones civiles o humanitarias…

Doy como de general conocimiento el desarrollo de la mini-crisis originada por la decisión de la ministra de defensa, doña Margarita Robles, de suspender la acordada transferencia a Arabia Saudita (AS) de 100 bombas GBU-10 (1000 kg la unidad) y 300 DGU-16 (500 kg la unidad). Crisis ya prácticamente cerrada cuando colegiadamente el Gobierno, rectificando lo actuado por Defensa, ha decidido ejecutar la entrega de las bombas de marras. Pienso que en todo esto hubo por parte de Defensa un superávit de dogmatismo y un déficit de pragmatismo. Que hayan sido el ministro de asuntos exteriores, don Josep Borrell, y la ministra portavoz quienes hayan anunciado la rectificación gubernamental, muestra que el Gobierno ha tomado buena nota de los errores de coordinación y comunicación anteriores (más información de detalle puede encontrarse en mi artículo “DE ARMAS TOMAR” publicado en Confidencial Andaluz http://confidencialandaluz.com/de-armas-tomar/ ).

Cambiando las gafas de cerca por las de lejos intentaré ahora ampliar el análisis desde perspectivas poco exploradas en los medios. Sorprende que, con tanto como se ha polemizado sobre la dichosa venta, nadie desde los medios se haya preguntado sobre el papel de España, en una transacción de armamento norteamericano a un tercer país. Porque ―fuera de toda duda―, para poder ejecutarse el negocio tuvo que obtenerse el placet previo del gobierno de EE UU. ¿O es que podría interpretarse que España actuó meramente de intermediaria en una operación en la que los EE UU no querían verse directamente involucrados? ¿Es que puede comulgarse con que el paquete de 400 bombas guiadas por laser, con un peso total de un cuarto de millón de kilos, fuera un mero excedente del Ejército del Aire español? ¿Pretendían, tal vez, los sauditas comprobar la solidez del compromiso del Gobierno español con su país?

Hay todavía una enorme desinformación sobre aspectos de fondo del asunto que nos ocupa. Desde ONG,s y algunos medios se atribuye a AS el alegre desencadenamiento de la guerra en el Yemen, o de sostener con otros países una guerra que solo sirve para matar a civiles yemeníes, o de realizar caprichosos embargos y bloqueos para el sufrimiento de la población yemení. No mencionan que la Resolución 2216 (2015) (que está en Internet) del CSNU (fuente de derecho internacional), señala que fue el legítimo presidente del Yemen quien solicitó “la intervención militar para proteger al Yemen y a su pueblo de la continua agresión de los huzíes”. Y, asimismo, en el párrafo 15, el CSNU “Exhorta a todos los Estados miembros, especialmente a los Estados vecinos del Yemen, a que, de conformidad con su legislación interna (…) inspeccionen toda la carga destinada al Yemen presente en su territorio incluidos puertos y aeropuertos…” La letra del CSNU, en resumen, habla por sí sola y derriba tantas falsedades como interesadamente vienen propalándose.

Subiendo ―solo por un momento, que nadie se asuste― al campo geopolítico-estratégico hay que constatar, un par de cuestiones muy básicas. En primer lugar, que el conflicto del Yemen es esencialmente intra-musulmán, bien que tenga graves repercusiones a nivel planetario. Allí hoy se sigue dirimiendo la pugna vital, originada tras el fallecimiento de Mahoma, entre los dos grandes núcleos musulmanes: chiita encabezado por Irán y sunita, encabezado por AS.

Y en segundo lugar, el juego de intereses en presencia remarca lo obvio: AS es el primer productor mundial de petróleo y, sobre su exportación al resto del mundo está basada su economía. Trasferencia que ha de realizarse principalmente por vía marítima, bien a través del Golfo Pérsico o bien del Mar Rojo. Por el Golfo, una de las vías petrolíferas más importantes del planeta, transita el 20% del crudo mundial y el 35% del transportado por vía marítima. Pero la orilla oriental, en prácticamente toda su extensión, pertenece a Irán, el gran rival de AS. El talón de Aquiles, y lugar vital de confrontación entre EE UU e Irán, es el estrecho de Ormuz que, en un momento determinado, Irán podría fácilmente intentar cerrarlo o denegarlo.

Al otro lado de AS , en el Mar Rojo, el movimiento petrolífero debe hacerse o bien por canal de Suez, en el norte, o bien por el sur hacia el Golfo de Adén y el Mar Arábigo. La navegación por Suez no solo está saturada, sino que resulta poco asequible a los grandes petroleros actuales. A pesar de la existencia del oleoducto Sumed en Egipto, la salida petrolífera más natural es la del Sur. Ésta también tiene su talón de Aquiles: el estrecho de Bad el Mandeb, entre Eritrea-Djibouti y el Yemen, de apenas 30 kms de anchura y dividido en dos canales por la isla de Perim. Por este estrecho pasan casi 3,5 millones de barriles de petróleo diariamente. Desde este estrecho se controla obviamente la salida del crudo hacia el Índico. De ahí la guerra civil del Yemen donde Irán apoya y alimenta a los insurgentes contra el gobierno legítimo del país, mientras que AS y los países del Golfo apoyan al gobierno yemení.

No me resisto a la tentación de mencionar que esa zona del estrecho de Bad el Mandeb (con aguas y costas adyacentes) y el cuerno de África es uno los lugares más peligrosos del planeta. Allí la Unión Europea (UE) desarrolla la operación Atalanta contra la piratería, así como en apoyo al “World Food Programme” (Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas), la mayor organización humanitaria del mundo, que proporciona anualmente asistencia alimentaria a más de 80 millones de personas. España está permanentemente en Atalanta con un buque y un avión de patrulla marítima y actualmente ostenta también el mando de la operación en la zona. Aprovecho para enviar mi recuerdo y afecto a nuestros hombres y mujeres que, desplegados en esos espacios peligrosos, están defendiendo bravamente la paz internacional y los intereses de España.

En definitiva ―y no aburro más al lector―, si Irán lograse controlar (a través de los huzíes) el Yemen, AS en primer lugar, los países del Golfo en segundo y muchos otros países (entre ellos España) que dependemos del petróleo, estaríamos potencialmente a la merced de Irán en materia energética. Una perspectiva ―la verdad sea dicha―, poco atractiva para mí. No sé si me he explicado bien. Paso a calarme las gafas de cerca…

Fuente: Blog

1 Comentario

Artículo leído
  1. INTELIGENCIA VENENOSA dice:

    Hay que reconocer una cosa cierta.No hay un general tonto.Todos son inteligentes, sin duda.Lastima que esa inteligencia, esos “altos estudios de la defensa” solo los apliquen en beneficio propio. Cuanto habríamos avanzado si pusieran esa inteligencia al servicio de las mejoras de la calidad de vida y de la carrera militar de sus subordinados en lugar de en buscar ascensos,buenos destinos y trepar en el escalafón.
    Yo,mi,me,conmigo es el lema de todos estos “geoestrategas”que han permitido ,entre otras cosas, el abandono a su suerte de miles de soldados mandados a la calle sin oficio ni beneficio permitiendo que el MINISDEF incumpliera su “parte del contrato” sin decir ni pio.

Dejar un comentario

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
A %d blogueros les gusta esto: