El saludo militar: origen, tipos y curiosidades

El origen del saludo militar

El origen del saludo militar es incierto. Una posible explicación tiene su origen en la Edad Media, cuando los caballeros llevaban al combate cascos metálicos que cubrían la cara con una visera abatible. Algunos creen que el gesto de llevarse la punta de los dedos a la sien evoca el movimiento que hacían los caballeros al subir la visera de sus cascos antes del combate, como gesto de respeto y de saludo hacia el enemigo. El inconveniente de esta explicación es que si el saludo militar tuviese origen medieval, se habría usado en mayor o menor medida durante siglos, pero la realidad es que es un saludo más bien reciente, que se extendió en la Edad Contemporánea.

Otra explicación, más probable, señala que hace siglos existía la costumbre de saludar a un superior levantando el sombrero. En el siglo XVIII las ordenanzas del Ejército británico suprimieron la obligación de descubrirse la cabeza para saludar a un superior. En lugar de eso, se estableció la costumbre de agarrar el extremo del sombrero como si uno fuese a descubrirse, gesto que habría dado lugar al saludo militar que hoy conocemos. Tal vez eso explique un detalle: por regla general, en casi todos los ejércitos los soldados están exentos de hacer el saludo militar si no llevan ninguna prenda de cabeza.

Los dos tipos principales de saludos militares

Actualmente, y salvo algunas excepciones que señalaré más abajo, en el mundo los saludos militares se dividen en dos grades tipos: con la palma abajo y con la palma adelante. El saludo con la palma abajo consiste en levantar el brazo dejándolo en ángulo recto respecto del cuerpo, para a continuación estirar el antebrazo hacia la sien derecha, con la mano extendida y la palma de la mano mirando al suelo. Este saludo es el que se usa en las fuerzas armadas de EEUU, Rusia, China, España, Portugal, Italia, Alemania, Austria, Bélgica, Países Bajos, Irlanda, Turquía y la práctica totalidad de los países de la Europa central y oriental y en todos los países de Centroamérica y Sudamérica, y también en las fuerzas navales del Reino Unido y la Commonwealth: Australia, Canadá, Nueva Zelanda, India, Pakistán y otros (Foto: Ejército del Aire de España).
El otro saludo militar más habitual es con la palma al frente. El procedimiento es el mismo que con la palma abajo, con la diferencia de que en este caso la palma de la mano se deja mirando hacia el frente y perpendicular al suelo. Este saludo militar es usado en Francia (donde se le denomina “raquette”) y en muchas de sus antiguas colonias, así como en los ejércitos y las fuerzas aéreas del Reino Unido y de los países de la Commonwealth
El origen de los diferentes saludos en las fuerza armadas británicas

Como habréis observado, en el Reino Unido y en los países de la Commonwealth se usan los dos saludos: con la palma abajo en el caso de las fuerzas navales, y con la palma al frente en el resto de los ejércitos. ¿A qué se debe esto? Existe una anécdota que podría explicarlo: en una ocasión la Reina Victoria visitó un barco de guerra y un marinero le saludó con la palma al frente, teniendo la mano más bien sucia. La Reina entonces había decretado que la marinería saludase con la palma abajo, ya que por las labores propias de los barcos, era más frecuente que los marineros llevasen las manos sucias y daba mal efecto saludar así
El saludo militar polaco con dos dedos

Uno de los saludos militares más peculiares es el polaco, conocido allí como “salutowanie dwoma palcami”, es decir, saludo con dos dedos. El nombre se debe a que el saludo se hace como en otras naciones, pero extendiendo solamente el dedo índice y el medio, y doblando el anular y el meñique, cerrándolos con el pulgar. El saludo polaco tiene otra peculiaridad: la finalidad principal del saludo es señalar al águila blanca, el emblema nacional de Polonia, motivo por el cual los soldados polacos siempre llevan el águila en sus prendas de cabeza -salvo algunas excepciones- en la parte frontal al centro, incluso cuando llevan una boina. Actualmente, el saludo polaco se hace como el francés, es decir, con la palma hacia el frente
No obstante, y salvo algunas excepciones, durante la Segunda República polaca (1918-1939) era habitual hacer el saludo con la palma hacia abajo
Tal vez la costumbre de saludar con la palma al frente se extendiese en el Ejército polaco debido a que muchos soldados de ese país acabaron combatiendo encuadrados primero en el Ejército francés y después en el británico. Dicho sea de paso, el saludo polaco de dos dedos provocó algunas quejas de oficiales británicos durante la Segunda Guerra Mundial, pues lo consideraban una falta de respeto, ya que pensaba que los polacos les dedicaban el saludo de los Boy Scouts (que es idéntico al polaco, pero extendiendo tres dedos en lugar de dos). Por ese motivo, los soldados polacos encuadrados en el Ejército británico solían hacer el saludo británico con la palma al frente, al menos en presencia de oficiales británicos.

El origen del saludo polaco es tan incierto como el del resto de saludos militares. La leyenda más común en Polonia sitúa su origen en las Guerras Napoleónicas, cuando un correo militar fue alcanzado por metralla, a pesar de lo cual cumplió su misión y al llegar ante el príncipe Józef Poniatowski, le saludó con los tres dedos que le quedaban de la mano, muriendo después. Poniatowski, admirado por la bravura del soldado, habría adoptado el saludo militar para las fuerzas polacas. Sin embargo, otras fuentes señalan que el saludo no apareció hasta 1863 y sería de origen ruso, siendo adoptado por el mariscal Józef Piłsudski tras la recuperación de la independencia de Polonia en 1918, momento en el cual se oficializó el saludo de dos dedos.

Curiosidades del saludo militar en España

En España hay una forma de saludo militar muy peculiar y que no he visto en ningún otro ejército: el saludo con arma. Se hace cuando un soldado está en posición de arma al brazo fuera de una formación, por ejemplo, durante una guardia. El arma se coge con la mano derecha, la misma que se usa para el saludo tradicional, así que en este caso se extiende el brazo y se pliega el antebrazo hasta tocar la clavícula derecha con la mano extendida, como muestra esta imagen del Manual del Soldado de Infantería de Marina de la Armada Española:
En España también hubo una excepción al saludo militar tradicional durante la Guerra Civil Española. Debido a la influencia comunista y tal vez con afán de diferenciarse de los militares del otro bando, el Ejército Popular de la República adoptó un saludo como el militar pero con el puño cerrado, como vemos en la siguiente foto de un Guardia de Asalto.
Se trató de una absurda politización del saludo militar, pues el saludo militar tradicional también se usaba en la URSS. En la siguiente foto podemos ver a oficiales soviéticos saludando en el Desfile de la Victoria en Moscú en 1945.

Fuente: Outono

Dejar un comentario

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
A %d blogueros les gusta esto: