EEUU “La OTAN apuesta por dialogar con Rusia a nivel político y militar”

La OTAN se muestra interesada en mantener un diálogo con Rusia a nivel político y militar, declaró a Sputnik el presidente del Comité Militar de la Alianza, Petr Pavel.

En septiembre pasado, Pavel celebró un encuentro con el jefe del Estado Mayor General ruso, Valeri Guerásimov, el primero tras la decisión de la OTAN de suspender la colaboración con Rusia. Agregó que son importantes las reuniones de alto nivel para bajar la tensión entre Rusia y la OTAN.
“Creo que en el marco del mandato que tenemos hoy, que consiste en mantener negociaciones de alto nivel militar, podemos solucionar problemas que están por debatir: la reducción de riesgos, la transparencia, (la necesidad de) evitar la escalada innecesaria e incidentes”, dijo.

A la vez Pavel señaló que el diálogo de alto nivel no excluye la participación de expertos.

Sin embargo, dijo, para celebrar reuniones de nivel más bajo es preciso recuperar la confianza perdida en los últimos dos años.

La Alianza Atlántica cesó todo tipo de cooperación práctica y militar con Moscú en abril de 2014, tras la reincorporación de Crimea a Rusia en virtud de un referéndum en el que más del 96% de los votantes en la península avaló esta opción.
En 2016, luego de casi dos años de receso, por iniciativa de la OTAN se llevaron a cabo tres reuniones del Consejo Rusia-OTAN, un foro de consultas bilaterales establecido en 2002.

La última reunión del Consejo a nivel de embajadores se celebró el 26 de octubre y se centró en la situación en Ucrania, Afganistán, la transparencia y la reducción de riesgos.

Maniobras militares

Añadió que la OTAN y Rusia necesitan más claridad a la hora de informar a la otra parte sobre ejercicios militares.
En este sentido recordó que después de los ejercicios ruso-bielorrusos Zapad 2017, que se celebraron en septiembre pasado, varios países de la Alianza Atlántica denunciaran en la reunión del Consejo Rusia-OTAN del pasado jueves que los simulacros superaron los límites y el número de tropas movilizadas para las maniobras previamente anunciados por Moscú.

Según Pavel, las discrepancias en las estimaciones de los ejercicios “es una cuestión de análisis”.
El ejercicio estratégico Zapad 2017 se desarrolló del 14 al 20 de septiembre en el territorio de Bielorrusia y Rusia.
Contó con la participación de unos 12.700 militares —7.200 bielorrusos y 5.500 rusos— más unos 70 aviones y helicópteros, 250 carros de combate, unos 200 sistemas de artillería, lanzacohetes múltiples y morteros y 10 buques.

El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, reiteró en varias ocasiones que los ejercicios se realizaron de conformidad con el Documento de Viena de 2011 y fueron observadas por más de 95 representantes de 50 países.
También subrayó el carácter “puramente defensivo” de Zapad 2017, a pesar de que algunos medios de comunicación y países de la OTAN afirmaban lo contrario.

Cooperación en Siria

En el momento actual la OTAN y Rusia deben hablar sobre la desescalada en Siria y no de la cooperación en este país árabe, declaró a Sputnik el presidente del Comité Militar de la Alianza Atlántica, Petr Pavel.
Así respondió a la pregunta de si pueden Rusia y la coalición, de la que forma parte la OTAN, cooperar en la lucha antiterrorista en Siria.

Al propio tiempo destacó “ciertos momentos positivos”.

“Existe un acuerdo bilateral entre Rusia y EEUU que lidera la coalición y en este sentido existe una determinada coordinación ya que la OTAN integra la coalición y es parte de los acuerdos”, indicó.

El general admitió que el Consejo Rusia-OTAN puede ser utilizado para una posible coordinación de las acciones de Rusia y la Alianza en Siria e Irak.
El general informó que la coalición liderada por EEUU está trabajando en el plan de acciones posteriores en la región.

Le puede interesar: EEUU crea un nuevo centro de poder en Siria opuesto a Damasco

“Cuando tengamos mayor claridad en este tema, sería posible abordarlo con otros actores importantes que influyen en la situación, incluida Rusia”, concluyó.

Lucha contra el terrorismo

Asimismo el presidente del Comité Militar de la OTAN declaró que tanto la Alianza Atlántica como Rusia están interesadas en la lucha contra el terrorismo y el extremismo.
Expresó la esperanza, además, de que Rusia y la OTAN puedan “encontrar más intereses comunes”.
La OTAN cesó todo tipo de cooperación práctica y militar con Moscú en abril de 2014, tras la reincorporación de Crimea a Rusia en virtud de un referéndum en el que más del 96 por ciento de los votantes de la península avaló esta opción.

En 2016, luego de casi dos años de receso, por iniciativa de la OTAN se llevaron a cabo tres reuniones del Consejo que se centraron en la crisis en Ucrania, temas de seguridad en Afganistán y los riesgos relacionados con el aumento de las actividades militares de la Alianza cerca de las fronteras de Rusia.
Fuente: Sputnik

Dejar un comentario

*