Carta abierta de la mujer de un soldado

Hace días que circula poor las redes sociales un texto de la esposa de un Cabo llamada Erika donde hace pública su preocupación por la situación actual que atraviesa la escala de Tropa y Marinería y en particular su esposo, este es el testimonio público que desea trasladar a la sociedad.

“Buenas tardes, quiero añadir mi granito de arena para que se conozca la situación que viven muchos militares que como mi marido, firmaron el contrato de larga duración. Lleva 16 años de servicio y dentro de 11 le echarán a la calle… y efectivamente se irá con una mano delante y otra detrás…como un ciudadano de segunda.

Le gusta ser militar, es un buen militar y aunque le hemos insistido muchas veces para que haga los exámenes para otros cuerpos de seguridad del Estado, donde le tratarán a efectos laborales como debiera ser, él quiere ser militar. No es justo que tras toda una vida al servicio de su país ahora este le corresponda de esta manera, se irá sin cotizar los años mínimos para la pensión, sin garantías de obtener trabajo en otra cosa y con un margen de 20 años para cotizar lo que le queda( y este es el mejor de los casos ya que el entró con 18 años)…después de aprovecharse de su juventud lo tirarán…está es la situación de muchos y aunque le quedan 11 años y aún no le vemos las orejas al lobo como otros que están a un paso de irse, creo que es el momento de tomar cartas en el asunto e intentar cambiar esta situación tan injusta.

En cualquier trabajo este “compromiso” sería impensable, sería tildado de discriminatorio, y si fuera una expulsión masiva tendría más repercusión pero como se van con  cuenta gotas parece que no es un problema.

No entiendo la pasividad de muchos de los que están en esta situación, sin expectativas, serán lanzados a un mundo laboral civil agónico donde ni los jóvenes más preparados encuentran su sitio.

Más compañerismo y valor creo que solucionaría algo, deberíamos unirnos, somos muchas familias y podríamos cambiar este despropósito donde sólo cabe que se regularice  su situación.

Nada de parches  o exámenes de permanencia irrisorios.”

Fuente: Facebook

1 Comentario

Artículo leído
  1. Hola buenos días mi marido está en la misma situación es cabo y le queda 7 años para que lo echen yo también me uno al resto de mujeres de militar en apoyo para que nos escuchen y nos ayuden y nuestros maridos sigan haciendo su labor que es por vocación el mío lleva 13 años de servicio

Dejar un comentario

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
A %d blogueros les gusta esto: