Camino hacia la irrelevancia

Las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas se intentaron organizar recientemente para coordinar una respuesta unidireccional que sentara claramente las líneas rojas por las que el asociacionismo profesional militar no estaba dispuesto a transitar, pero la respuesta ante tal desafío ha quedado en nada. El pasado mes de enero, las asociaciones profesionales con representación en el COPERFAS mantuvieron una reunión organizada por la Asociación de Suboficiales a las que acudieron el resto de representantes asociativos, con un objetivo único plantarse ante la irrelevancia que desde este medio hemos denunciado una y otra vez consagra un Consejo al que se acude por acudir y en el que los temas tratados se despachan con total irresolubilidad por parte de quienes finalmente deben encajar intereses de la administración e intereses profesionales. La cuestión es que finalmente fracasó dicha intentona de plantón y ésta se ha saldado con la salida de los promotores, la ausencia de la mayoritaria y la presencia parece ser de tres a dicho COPERFAS descafeinado, a similitud del actual Gobierno interino de la nación.

Como quiera que sea, la administración gana y las asociaciones pierden de nuevo. La administración gana porque no tienen a nadie enfrente y las asociaciones fracasan por su intolerancia al consenso, egoismo y sectarismo implementado en el ADN asociativo estratificado en castas, estratificado en clases y empleos.  Ellos ganan, vosotros perdeis.

Tal vez algún dia, las asociaciones encuentren los interlocutores adecuados al otro lado de la mesa y ello propicie asimismo sus cambios, o tal vez y a pesar de todo, todo siga igual. Aquellos que observamos desde la barrera la actualidad castrense y asociativa, nos sorprende la incapacidad de coordinación y la intolerancia a la opinión ajena, o tal vez no tanto.

Son los tiempos que nos han tocado vivir, politicos, sociedad y valores el ocaso de un plan fallido.

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
A %d blogueros les gusta esto: