Antonio J. Sanchez “La voz de su amo”

A principios del siglo pasado, un conocido sello discográfico tenía como logotipo a un perro enfrente de la bocina de un gramófono. El animal, al oír la voz de su amo orientó sus orejas hacia el aparato.

Podría pensarse, y solo es una suposición, que D. Mariano Casado, cual can que oye la voz de su amo, apostilla ciertas tesis y los desaguisados en forma de Ley para la tropa y la marinería que, en su día, salieron del horno legal de nuestro insigne Parlamento. El Sr. Casado, como no podía ser de otra manera, no entra a analizar el fondo del asunto en el artículo que ha escrito en Info Libre el día 6 de mayo. En todos estos años al frente de la asociación militar más numerosa de España no ha hecho más que seguir el compás de lo que la cúpula militar y el Ministerio establecían.

De vez en cuando, eso sí, cual sindicato que obedece las tesis de la patronal, organizaba algún que otro guirigay donde sus afiliados “quemaban” la adrenalina contenida sin rematar mediante los cauces legales existentes la defensa de una buena parte de sus afiliados, como son la tropa y marinería temporal española. Como ejemplo podemos citar la tan aireada “manifestación” ante el defensor del pueblo con registro de instancias incluidas. ¿Alguien se preguntó que ocurriría después?. Me refiero a después de instar a un órgano que no es ejecutivo una solicitud que ese mismo órgano ni puede, ni debe, y en todo caso, no sabemos si querría resolver en caso de poder hacerlo.

Pero durante todos estos años no se ha preocupado usted de la tropa y marinería temporal ni una “mijica” como se dice en mi pueblo. Tiempo y posibilidades ha tenido, pero le han faltado, entre otras cosas, ganas, voluntad y alguna que otra cosa que no es cuestión traer aquí.

Cabría preguntarse lo que, a juzgar por la trayectoria del Sr. Casado al frente de su prestigiosa asociación, este no ha reparado. Por ejemplo:

*¿Por qué la mayoría de efectivos de la escala de tropa y marinería ha de ser temporal y las demás escalas de la profesión militar no?. ¿Existe alguna causa de temporalidad? Me refiero a causas con solidez legal, no a elucubraciones ni a opiniones.

* ¿Por qué, siendo plazas de estructura las de tropa y marinería el concurso-oposición cubre puestos temporales?.

* ¿Por qué se ha permitido y se permite la que podríamos denominar “caza de brujas” que durante tantos años, y aun en la actualidad, cristalizada en la petición a los Juzgados de lo penal de las sentencias firmes por delito doloso?.

D. Mariano no lee y si lee, no le ha interesado lo que la directiva europea establece en cuanto a protección de datos de carácter personal.

* ¿Por qué no combatió en su día que no se puede resolver el compromiso de los militares de tropa y marinería y de complemento mediante el tan famoso art. 10.2.j de la Ley 8/2006 cuando este precepto se refería a la comisión de delito contra el Código Pena Militar en exclusiva?. Para condenas contra el Código Penal Común, ya existía el antiguo art. 17.6 de la anterior Ley Disciplinaria plasmado en la actualidad en el art. 8.14 de Ley 8/2014. Y es que, en Defensa, la mala fe ha sido el denominador común en esta materia. Recordemos la famosa sentencia de Canarias de 2005. Aquí se condenaba al actor a pena de inhabilitación para empleo y cargo público. En este caso, al tratarse de una ejecución de sentencia la extinción de la relación de servicios si sería automática. Salió bien aquello para el Ministerio y a partir de ese momento a todo el mundo se le aplicaba la expulsión de manera automática. Como en los mejores tiempos de Bernardo Gui.

* ¿Por qué no recurrió la Sentencia del Tribunal Supremo (Sala Quinta) que establecía que para los militares temporales, como no tenían arraigo laboral, pues que se fuesen a la calle directamente?. Para los de carrera, como sí tienen arraigo laboral, pues que se aplicase la Ley Orgánica Disciplinaria.

* ¿Por qué cuando se promulgó la Ley Disciplinaria de 8/2014, D. Mariano Casado permitió y no se opuso al concepto de “restricción de libertad” referido a los arrestos domiciliarios o en los lugares de trabajo. El Sr. Casado, seguramente atento a la voz de su amo, no reparó en que desde hace mucho tiempo nuestros Tribunales de Justicia tienen dicho que la libertad o se tiene o no se tiene (cuestión esta aceptada en todos los ámbitos menos en el militar), pero que no se puede restringir.

* ¿Por qué no ha reparado ni combatido el Sr. Casado en la arbitrariedad de una cláusula como es el cese del militar a los 45 años sin que exista causa legal para ello?.

Menudo estatuto profesional tiene la tropa….aunque habría que preguntarse a que estatuto nos referimos. Siguiendo la tesis de D. Mariano Casado tendrían que existir dos estatutos: uno donde estaría la tropa y marinería permanente y otro donde estarían los temporales. Curiosa manera esta de “fabricar” estatutos. Por cierto un estatuto en que se condena a la tropa temporal a percibir menos salario en igualdad de empleo y de responsabilidad, un estatuto en el que el militar temporal si queda inútil para el servicio se va a la calle cual juguete roto, un estatuto que permite que el militar temporal pierda destino por causa de enfermedad seis meses antes que el militar de carrera, como si las enfermedades entendiesen de contratos de trabajo.

D. Mariano Casado escribe en Info Libre un artículo digno de la mejor plañidera, y cualquiera podría pensar que lo hace actuando y  determinando que nada se puede hacer para taponar esa sangría de militares que lo han dado todo por España y que los están enviando a la miseria y a la exclusión social.

Al Ministerio le debería dar vergüenza que dentro de poco, que como ocurría hace 400 años, haya militares con sus cámaras al hombro (así se denominaba entonces al historial de servicios del militar) y sus recompensas en el bolsillo anden por ahí mendigando un trabajo civil porque el suyo, el que han desarrollado, para el que están preparados, para el que están dispuestos a dar la vida si preciso fuera, se lo han arrebatado injustamente.

Y es que, Sr. Casado, si los presupuestos no dan mucho de si, de lo que nunca se podrá prescindir es de la tropa y marinería, pero por desgracia verá usted como precisamente será de esta escala y no de la de mandos de la que se va a prescindir. “Con un soldado más o menos no se gana una guerra”, que decía el romance de la Doncella Guerrera .

Al gabinete jurídico del que soy socio se le ha acusado de estafador, de engañar (que no te engañen decía Vd. en algún post), de “baluartetalibanes”….de “vender humo”.

Incluso hasta nos decían que no eran necesarias tantas demandas, que con una ya bastaba…y ahora su reputada asociación con sus reputados letrados está vendiendo demandas al por mayor. Pero vea Sr. Casado que este gabinete no oculta nada. Nuestras tesis están desde el verano pasado en nuestra página de internet. Nosotros somos claros, pero usted no lo es. Como comprenderá me importa un c….. la estrategia jurídica que haya usted planteado (ojala y le salga bien, porque eso será bien para nuestra tropa y marinería temporal), pero…. ¿podría indicar donde se podría consultar esa estrategia para poder elegir la que al militar mas le convenga? ¿o es que hay que pagar para eso también?.

En fin D. Mariano: que Dios reparta suertes y si hubiese otra ocasión para debatir cuestiones de derechos de los militares, por favor acuda usted. Estaremos encantados de presentarle nuestros respetos.

NOTA: Desde EDM|Diario Militar recordamos que las opiniones pertenecen a sus legítimos autores, no al medio. AVISO LEGAL

Dejar un comentario

*