El Teniente Candon relata su calvario durante estos útimos cuatro años

En 2011 sufrió un accidente mientras realizaba un entrenamiento con explosivos en la Academia de Ingenieros del Ejército de Hoyo de Manzanares, antes de incorporarse a la misión de la OTAN en Líbano. Cinco de sus compañeros fallecieron y otros dos resultaron heridos, uno de ellos grave como él. Perdió un ojo y sólo tiene visión parcial en el otro; no puede oír bien y tiene múltiples secuelas físicas. En estos últimos cuatro años, que han coincidido con la legislatura, el teniente de Infantería de Marina José Manuel Candón ha luchado por recuperarse de aquel accidente y también por conseguir que el Estado reconozca su responsabilidad patrimonial, porque las minas anticarro que utilizaron en el ejercicio y estallaron se habían fabricado en 1974 y estaban caducadas.

-¿Cómo ha sido la recuperación de aquella explosión durante estos años?

-Llevo 35 operaciones de cirugía estética, cirugía ocular, de otorrino, extracción de esquirlas… La verdad es que ha sido un calvario y no solo por el dolor físico que se sufre con las operaciones. A ello también se suman los problemas personales del día a día, así como los traslados para operaciones desde Cádiz, donde resido, a Madrid cada vez que hay una intervención.

¿Considera suficiente el apoyo del Gobierno durante estos años?

-El problema ha llegado cuando hemos presentado las reclamaciones por responsabilidad patrimonial de la administración por lo ocurrido y se nos han denegado. Ni las viudas, ni los padres de los fallecidos, ni los heridos hemos recibido esa indemnización, que se otorga cuando existe un funcionamiento anormal de la administración. Pero Defensa, en este caso el señor Morenés, que es el que firma la resolución, considera que con la pensión y los 22.500 euros, que es lo que han recibido las viudas, y los 30.000 en nuestro caso, es suficiente para sufragar todos los daños que hemos sufrido por el accidente.

Sin embargo, no ha recibido la notificación que así lo acredita…

-No nos han notificado que no nos indemnizan, ni a mí ni al otro compañero herido grave. Ya sabemos que no lo recibiremos, porque tenemos el dictamen del Consejo de Estado en ese sentido, y lo único que queda es la firma del señor Morenés, que tiene la resolución sobre su mesa desde finales de septiembre. No nos lo ha notificado porque estamos en periodo electoral, obviamente. El ministro no quiere que esa noticia salga a la luz.

Además de esta indemnización, ¿recibe alguna contraprestación por los cuidados médicos que necesita?

-Como al principio el tratamiento era más menos costoso económicamente, lo soportaba yo. Sin embargo, desde que el ojo izquierdo, el único que conservo, ha ido perdiendo visión, el tratamiento se ha ido incrementando tanto en cantidad como en costes. La factura del mes de noviembre fue de 341 euros. He solicitado el reembolso de esa medicación al Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS) y me lo han denegado. Lo que he hecho ahora es presentar un recurso de alzada al ministro de Defensa para intentar que se me reembolsen estos gastos médicos.

¿Cree que su situación habría sido distinta con otro tipo de políticas?

-Creo que habría sido prácticamente la misma, al menos con los partidos políticos que han gobernado hasta ahora. Llevamos 35 años en los que Defensa lleva denegando indemnizaciones a todo el personal. En el 99,9% de los casos se forma un puzzle para que nunca sea responsabilidad de la administración y que todo quede en un accidente fortuito.

¿Qué le pediría al nuevo Gobierno?

-Que el ministro de Defensa del Gobierno entrante sea un poco más consecuente con las víctimas de accidentes militares en España. Asimismo, me gustaría que atendiera las peticiones de indemnizaciones, siempre y cuando sean conformes a derecho.

¿Cuál es el partido que más se ajusta a sus intereses?

-Tras revisar los programas electorales, he podido comprobar que hay un partido político que sí apuesta por cambiar la estructura de Defensa: Ciudadanos. Otra cosa es que lo cumplan… Siempre he votado al Partido Popular. De hecho, he militado en ese partido pero le voy a retirar el voto, no sólo por lo que nos ha hecho a nosotros, sino que hay que mirar la situación de un país.

Dejar un comentario

*